Quintana roo

VIDEO: Así ingresó Mario Marín al Cereso de Cancún

Detención de Mario MarínCuartoscuro

Mario Marín fue trasladado en avión desde Acapulco hasta el Cereso de Cancún, en Quintana Roo

México.- El exgobernador del estado de Puebla, Mario Marín, ingresó al Centro de Readaptación Social (Cereso) de Cancún en las primeras horas de este 4 de febrero en medio de un fuerte dispositivo de seguridad.

El diario El Sol de Puebla publicó un video en su cuenta de Twitter donde se puede ver el momento en que una camioneta Suburban ingresa al Cereso del Cancún transportando a Mario Marín, conocido popularmente como "el gober precioso".

Mario Marín había sido detenido horas antes en una residencia a las afueras de la ciudad de Acapulco, Guerrero, y posteriormente trasladado por aire a Cancún en un una avión Hawker 800.

#Actualización🚨 Así ingresó Mario Marín, ex gobernador de Puebla, al Cereso de Cancún tras ser detenido en Acapulco

💻: https://t.co/oUdN56yhXY pic.twitter.com/ucfbUVnuvr

— El Sol de Puebla (@elsoldepuebla1) February 4, 2021

¿Quién es Mario Marín?

La Fiscalía General de la República (FGR) detuvo este 3 de febrero a Mario Marín en una residencia de la colonia Cumbres de Figueroa, en Acapulco, luego de permanecer prófugo de la justicia por caso 10 meses.

La FGR acusa a Mario Marín del delito de tortura cometido en agravio de la periodista Lydia Cacho, quien dos años antes había publicado un libro titulado ‘Los demonios del Edén’ en el que denunciaba una red de pornografía infantil.

El empresario Kamel Nacif, uno de los personajes denunciados en el libro, pidió a Mario Marín actuar en contra de la periodista, y como respuesta el gobernador mandó a detener a Lydia Cacho en Cancún para luego trasladarla a Puebla por carretera, trayecto durante el cual se cometió la tortura.

El caso tomó notoriedad a nivel nacional e internacional cuando se filtró a la prensa el audio de una llamada telefónica en la que Kamel Nacif agradecía a Mario Marín por la acción extrajudicial contra Lydia Cacho.

En la grabación, Nacif llama a Marín “mi gober precioso” y afirma que le agradecerá el favor enviándole “una botella bellísima de coñac”; como respuesta, el gobernador asegura que la periodista se sentía “dios en el poder” al acusar al empresario sin pruebas.