Puebla

8 de cada 10 personas LGBTI son violentadas en Puebla

Marcha LGBTIHilda Ríos / Cuartoscuro

Agentes de seguridad y tránsito son los que más atentan contra los derechos de esta población

El Diagnóstico de Necesidades de la Población LGBTI realizado por la Secretaría de Igualdad Sustantiva del municipio de Puebla, reveló que 8 de cada 10 personas LGBTI (lesbianas, gays, bisexuales, transexuales, transgénero e intersexuales) en el estado, son violentadas.

Esto, porque el 85 por ciento de los encuestados dijo haber sufrido algún tipo de discriminación derivada de su orientación sexual y/o identidad de género, estando en bares, restaurantes, parques, plazas comerciales, museos, hospitales e instituciones gubernamentales.

Asimismo, un 38 por ciento confesó que han sido violentados por servidores públicos; de los cuales, los agentes de seguridad y tránsito son los principales agresores, pues violan sus derechos humanos. Por su parte, las mujeres trans que ejercen el trabajo sexual son violentadas con más frecuencia recibiendo comentarios altisonantes y extorsiones.

Aunado a ello, un 87.5 por ciento dijeron sentir miedo a ser discriminados o agredidos por mostrar su orientación sexual o afecto hacia su pareja en lugares públicos, siendo la población lésbica la que más acoso recibe sólo por atreverse a ser libres y mostrarse tal y como son. Ellas sufren la expulsión de establecimientos, además de comentarios homofóbicos y lesbofóbicos.

En cuanto al ambiente familiar, 26 por ciento explicó que sus familiares no conocen su orientación sexual o identidad de género, ya que no se han animado a comunicárselos por miedo, críticas, discriminación, temor, prejuicios, inseguridad, rechazo o creencias religiosas.

En cambio, el 74 por ciento restante dijo que su familia sí conoce su orientación sexual o identidad de género, pero de ellos, un 53 por ciento ha sido víctima de discriminación o violencia en el propio nicho familiar. Del mismo modo, el 11 por ciento afirmó haber sido corrido de su casa y 84 por ciento ha escuchado allí comentarios y expresiones que descalifican a la población LGBTI.