Quemar con ácido a una mujer es un retroceso, afirma la saxofonista María Elena Ríos

maria elena rios
María Elena RíosFacebook

La saxofonista concedió su primera entrevista a cinco meses del ataque con ácido por parte del exdiputado priista Juan Antonio Vera.

México.- María Elena Ríos considera que la agresión con ácido que sufrió hace cinco meses significa un “retroceso”.

En entrevista con La Jornada, la saxofonista de 27 años narró su experiencia previa a ser quemada por ácido en el rostro, los brazos y el pecho por dos empleados de quien fuera su pareja, el exdiputado priista Juan Antonio Vera Carrizal, hoy prófugo acusado del delito de tentativa de feminicidio.

El político es considerado el autor intelectual de la agresión a María Elena Ríos el 9 de septiembre de 2019, luego de que ella saliera de la relación abusiva que mantenía con su agresor, quien además la amenazó de muerte por su decisión.

La saxofonista empezó a tocar el instrumento a los 8 años, a los 18 años se mudó a Puebla para estudiar ciencias de la comunicación en la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP) y música en el conservatorio estatal.

A los 21 años regresó a Huajuapan en Oaxaca para poder dedicarse a la interpretación, sin embargo, trabajó como responsable de la comunicación social del entonces diputado del Partido Revolucionario Institucional (PRI), aunque ella tenía en mente viajar a la CDMX para continuar con su carrera musical.

María Elena Ríos ha sido revictimizada por autoridades

María Elena Ríos afirma que su entonces pareja era muy violento con ella y que llegó a destruir su autoestima a través del miedo que le hacía sentir por el constante maltrato al cual la sometía.

A cinco meses de sufrir las quemaduras por ácido, considera que no logra entender el repudio hacia las mujeres que condujo a su agresión y mucho menos que siendo ella la víctima, junto a su familia tengan que vivir refugiados por la desprotección en la que la han dejado las autoridades.

Incluso en el Hospital General de Oaxaca fue objeto de violencia por parte del cirujano de su agresor, un médico identificado como Salvador Aguilar quien insistía en tomar fotografías de su brazo quemado.

Añadió que ha sido revictimizada por las autoridades, los medios locales y la sociedad de Huajuapan que la ‘responsabilizan’ del ataque con ácido, aunque había antecedentes de acoso a la saxofonista en su domicilio y negocio por parte de Juan Antonio Vera.

María Elena afirma que el proceso de rehabilitación es largo y que nunca será total, además cuestiona a las autoridades porque consideran que al sobrevivir las cosas “están bien” cuando todos los días sufre dolores en su cuerpo y de momento no puede volver a tocar el saxofón.

0
comentarios
Ver comentarios