CDMX

Melancolía nivel: Organillero toca en calles vacías de la CDMX (VIDEO)

OrganilleroTomada de video

Las imágenes del músico fueron captadas mientras tocaba en una calle poco transitada en el Centro Histórico

La emergencia sanitaria por coronavirus obligó de miles de personas en el país a suspender sus actividades laborales para evitar contagios. En la Ciudad de México, el número de visitantes al Centro Histórico se redujo considerablemente, lo que ha producido graves pérdidas económicas.

Los más afectados son aquellos trabajadores que viven al día, como es el caso de un organillero captado mientras tocaba su clásico instrumento en las calles del Centro Histórico. El músico se atrevió a salir en plena contingencia y un usuario en redes sociales pudo captar el momento.

Infinita nostalgia.
Organillero toca sin público en el Zócalo de la CDMX
A pesar de la ausencia de gente por el confinamiento ante la pandemia, un organillero tocaba en el Zócalo de la CDMX en medio de un paisaje solitario. pic.twitter.com/4e78aGTw18

— AVIcars.com.mx (@ApoyoVial) April 10, 2020

Con su distinguido sonido melancólico que caracteriza los lugares de más tradición en México, el músico vestido con su sombrero y traje en color beige se detuvo por un momento entre las calles de Moneda y Seminario, donde se observan pocos transeúntes alrededor.

El video se filtró en redes sociales y los usuarios mostraron su nostalgia por la situación que obligó al músico a tocar en una calle vacía, que habitualmente es transitada por miles de personas que visitan el centro de la ciudad o acuden a los comercios de la zona.

¡ESTO ES MÉXICO!🇲🇽

Mariachis de la Plaza de Garibaldi llevan serenata a pacientes y personal médico que se encuentran en el INER.🏥

Seguro saldremos de esta unidos como MEXICANOS. 💪#COVID19 #MexicoSeQuedaEnCasa #MexicoEnCuarentena pic.twitter.com/es8MkskQh7

— DesdelaTribunaOfficial (@TribunaOfficial) April 8, 2020

Los mariachis de Garibaldi atraviesan por una situación similar, pues se quedaron sin oportunidad de laborar ante las restricciones establecidas por el gobierno capitalino. Los músicos viven de contrataciones y propinas de gente que visita los lugares más tradicionales de la plaza.