CDMX

Vagoneros del Metro cambian venta de productos por limpieza de trenes para ganar dinero (video)

Usuarios del MetroGraciela López/Cuartoscuro

Leticia Ramírez era vendedora ambulante, pero la pandemia la obligó a cambiar de giro y dedicarse a la limpieza de los vagones en el Metro.

Madres solteras y jefas de familia que se han quedado sin trabajo durante la pandemia de coronavirus han tenido que encontrar nuevas formas de emplearse para obtener ingresos y sacar adelante a sus hijos.

Tal es el caso de Leticia Ramírez quien era vendedora ambulante en la Línea B del Metro, pero la emergencia sanitaria la obligó a cambiar de giro y dedicarse a la limpieza de los trenes para seguir ganando un poco de dinero.

“Ahorita nos dedicamos a limpiar los tubos con cloro, pino, agua”.
Leticia Ramírez.

También ofrece cubrebocas y gel antibacterial a cambio de una moneda

Ante el elevado riesgo de contagios por Covid-19 y la constante afluencia de gente al Sistema de Transporte Colectivo (STC) Metro, contó al noticiero 'En Punto', de Televisa, que también se le ocurrió ofrecer artículos de protección y desinfección.

“Nos dedicamos a regalar cubrebocas o a regalar un poco de gel antibacterial a cambio de una moneda”.Leticia Ramírez.

Leticia también es madre soltera y tiene a su cuidado a sus padres. La pandemia complicó más su situación económica.

“Las ventas han bajado demasiado. Lo que tú vendes no te alcanza, lo inviertes o comes”.Leticia Ramírez.

Elena retomó el oficio que el enseñó su padre

Elena Sánchez, madre soltera con dos hijos pequeños, perdió su trabajo como secretaria por la pandemia. Ahora elabora cruces de madera y cartón para las tumbas del panteón San Isidro Atlautenco, ubicado en el Estado de México.

“Hacemos las cruces de madera, para vender. De ahí sobrevivimos. Son de madera, las pinto y las decoramos. Es provisional, para que no se le pierda su tumbita”.Elena Sánchez, vendedora de cruces de madera.

La mujer cuenta que aprendió este arte de su padre y en estos tiempos de dificultades económicas, decidió retomarlo para solventar sus gastos.

“Nos quedamos sin empleo, pero si no sobrevivimos de esto, ¿de qué vamos a comer?”.Elena Sánchez, vendedora de cruces de madera.

Con información del noticiero 'En Punto'.