CDMX

Por asesinato de Leonardo Avendaño, dan 27 años de prisión a sacerdote

Leonardo AvendañoEspecial

El sacerdote Francisco Javier Bautista fue sentenciado por el asesinato de Leonardo Avendaño, quien fue encontrado muerto en Tlalpan en 2019

México.- El sacerdote Francisco Javier Bautista Ávalos fue sentenciado a 27 años y seis meses de prisión por el asesinato de Leonardo Avendaño, el joven seminarista que desapareció y fue encontrado muerto dentro su vehículo en la alcaldía Tlalpan, Ciudad de México (CDMX), en junio de 2019.

El pasado 6 de abril, el sacerdote Francisco Javier Bautista fue declarado culpable del asesinato de Leonardo Avendaño, un juez le impuso una multa por reparación de daño de 422 mil 450 pesos, dijo el hermano de la víctima, Josué Avendaño, a El Universal.

Por el asesinato, el sacerdote no obtuvo ningún beneficio legal

Josué Avendaño declaró que el sacerdote Francisco Javier Bautista Ávalos no obtuvo ningún beneficio, puesto que la Fiscalía General de Justicia de la CDMX presentó pruebas contundentes contra él.

La Fiscalía capitalina determinó que el sacerdote Francisco Javier Bautista Ávalos estuvo con la Leonardo Avendaño, el día que desapareció, en la Iglesia Cristo Salvador, debido a una ubicación registrada en su celular.

En la audiencia, que se realizó en los juzgados del Reclusorio Preventivo Varonil Oriente, el sacerdote Francisco Javier Bautista Ávalos no tomó la palabra, ni reveló los motivos por los que asesinó a Leonardo Avendaño, informó El Universal.

Leonardo Avendaño desapareció y fue hallado muerto en 2019

En 2019, el Gobierno de la Ciudad de México (CDMX) emitió una ficha para la búsqueda de Hugo Leonardo Avendaño Chávez, de 29 años de edad, fue visto por última vez el 11 de junio, en la colonia Aculco, Alcaldía Iztapalapa.

Leonardo Avendaño recién había concluido una maestría en la Universidad Intercontinental (UIC), ubicada en la Alcaldía Tlalpan. Asimismo, era un aspirante a sacerdote.

Al siguiente día de su desaparición, Leonardo Avendaño fue hallado asesinado, con signos de tortura, en la parte trasera de su camioneta. Los hechos ocurrieron en las inmediaciones de la calle Camino a la Marina, colonia Héroes, Alcaldía Tlalpan.

Tras los hechos, la entonces Procuraduría General de Justicia de la CDMX confirmó la detención del sacerdote Francisco Javier Bautista Ávalos, señalado como el principal sospechoso del asesinato de Leonardo Avendaño.