6 de diciembre de 2021 | 12:20
Internacional

Arruinan 15 millones de vacunas de Johnson & Johnson por mezclarlas con ingredientes de AstraZeneca

En una planta de Baltimore se mezclaron componentes de vacunas de AstraZeneca y Johnson & Johnson.
Vacunas de Johnson & Johnson
Compartir en

México.- Una planta de Baltimore a cargo de Emergent BioSolutions arruinó 15 millones de vacunas contra el coronavirus Covid-19 de Johnson & Johnson, al mezclarla con ingredientes para vacunas de AstraZeneca.

Johnson & Johnson reportó que el lote se arruinó por la mezcla de los dos tipos diferentes de vacunas, aunque según Axios esto no afecta las dosis que actualmente se entregan y administran en Estados Unidos, ya que fueron producidas en Países Bajos.

La planta donde ocurrió la mezcla de vacunas de Johnson & Johnson y AstraZeneca no había sido autorizada por la Administración de Medicamentos y Alimentos (FDA por sus siglas en inglés) para manufacturar el insumo de la primera marca, pero ya estaba hecho el trámite y se esperaba luz verde, explicó Politico.

Debido al hecho, la FDA investiga lo ocurrido. La planta estaba proyectada para producir decenas de millones de dosis de vacunas de Johnson & Johnson en abril de 2021.

"Control de calidad identificó un lote de sustancia de la vacuna que no alcanzó los estándares de calidad, en Emergent BioSolutions, un sitio todavía no autorizado para manufacturar la sustancia para nuestra vacuna contra el coronavirus. Este lote nunca llegó al proceso de envasado"

Comunicado de Johnson & Johnson

Detienen envíos futuros de dosis de Johnson & Johnson en Estados Unidos

Por las investigaciones que la FDA realiza respecto a los lotes de vacunas de Johnson & Johnson de arruinadas, se suspendieron los envíos futuros de dosis a Estados Unidos.

Estas dosis eran parte del compromiso del Gobierno de Estados Unidos de proporcionar suficientes vacunas a fines de mayo para terminar de inmunizar a todos los adultos del país, junto con Pfizer y BioNTech y Moderna. 

El Gobierno de Joe Biden había prometido acelerar drásticamente el proceso de vacunación contra el coronavirus para reactivar la economía de Estados Unidos, que se vio severamente golpeada por la pandemia de Covid-19.