Internacional

50% de la población en EU no aceptaría aplicarse la vacuna contra el Covid-19

VacunaciónAP

El principal temor de la población estadounidense es la seguridad y los efectos secundarios graves de la  vacunación contra la enfermedad infecciosa.

México.- El 50 por ciento de la población en Estados Unidos no aceptaría ser vacunada en contra del coronavirus en caso de que se lograra desarrollar un inmunización eficaz contra la enfermedad infecciosa.

La encuentra desarrollada por la agencia AP junto con NORC Center for Public Affairs Research muestra que un 31 por ciento no está seguro de recibir la vacuna, mientras uno de cada cinco señaló que se negaría a recibirla.

Los especialistas en salud pública temen la reacción adversa de la población en caso de que no se llegara a cumplir la promesa del presidente Donald Trump de disponer de 300 millones de dosis para enero de 2021.

El doctor William Schaffner, quien es especialista en enfermedades infecciosas en el Centro Médico de la Universidad Vanderbilt, considera que la promesa siempre debe ser menor, pero enfocada en cumplir más.

La encuesta, además de demostrar el escepticismo de la gente, también deja en claro que 7 de cada 10 estadounidenses temen por su seguridad y los efectos secundarios que conllevaría la vacunación contra el Covid-19, por ello los especialistas apuntan a disponer de una base de datos de seguridad amplia.

Estadounidenses temen por efectos secundarios de vacuna

Le médico Francis Collins, quien es director de los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), considera a la seguridad como una prioridad, por lo cual los NIH elaboran un plan para ensayar los principales proyectos en decenas de miles de personas para demostrar su eficacia y tener garantía de su fiabilidad.

Para Collins es importante que las personas no crean que desea reducir el camino, sino que busca la eficiencia sin poner en riesgo el rigor científico, por ello no se busca apresurar la utilización de una vacuna que pueda resultar con efectos secundarios graves por su uso en humanos.

El 50 por ciento que sí se pondría la vacuna apunta como principales razones la protección para sí, sus familiares y otras personas, además consideran que sin la inmunidad la vida no puede regresar a la normalidad.

De hecho, el 67 por ciento de los adultos mayores de 60 años recibiría la vacuna, frente a sólo 40 por ciento que tienen menos de esa edad, además, aunque las tasas de mortalidad indican que los estadounidenses de las comunidades negra e hispana son más vulnerables al coronavirus por el poco acceso médico.

Sólo 25 por ciento de los afroestadounidenses y 37 por ciento de los hispanos aceptarían recibir la vacuna frente a un 56 por ciento de los blancos de un total de mil 56 encuestados por la agencia entre el 14 y 18 de mayo.