Internacional

El mismo día de la toma de posesión de Joe Biden, Twitter entregará al nuevo gobierno otras cuentas institucionales de la Casa Blanca

Twitter anunció que el próximo 20 de enero entregará el control de @POTUS, cuenta oficial del presidente de los Estados Unidos, a Joe Biden.

Actualmente, dicho perfil está a cargo de Donald Trump, aun mandatario de la Unión Americana, quien utiliza de manera paralela su cuenta personal @realDonaldTrump, para expresar sus puntos de vista sobre diferentes temas. Esto terminaría si se confirma oficialmente su derrota en las elecciones presidenciales del pasado 3 de noviembre.

“Twitter se está preparando activamente para apoyar la transición de las cuentas institucionales de Twitter de la Casa Blanca el 20 de enero de 2021”Twitter

En declaraciones a la agencia Reuters, Twitter precisó que como lo hicieron en la transición presidencial de 2017…

“… este proceso se está haciendo en estrecha consulta con la agencia de Archivos Nacionales y Administración de Documentos”Twitter

Twitter también entregará otras cuentas institucionales de la Casa Blanca, como @FLOTUS, administrada por el equipo de la Primera Dama de EU; @VP, correspondiente al vicepresidente; y @whitehouse, el mismo día de la toma de posesión.

La noticia fue publicada primero por el portal norteamericano ‘Politico’ que añadió que la entrega de la gestión de la cuenta @POTUS no requiere compartir información entre el equipo saliente de Donald Trump y el equipo entrante de Joe Biden.

El mismo medio de comunicación informó que Twitter se reunirá con los asesores de transición de Biden y de la vicepresidenta electa Kamala Harris en los próximos meses para discutir los detalles de cómo la nueva administración utilizará sus cuentas en la plataforma del pájaro azul.

Biden, quien suma dos semanas como presidente electo, se prepara para ocupar la Casa Blanca el 20 de enero, pero Trump sigue negándose a aceptar su derrota y continúa intentando invalidar o anular los resultados a través de demandas y recuentos en varios estados, alegando -sin pruebas- un fraude electoral generalizado.

Con información de Reuters