Internacional

Trump hará gran evento por Día de la Independencia pese a repunte de Covid-19

Festejos en EUAlex Brandon/AP

El magnate prometió que este sábado 4 de julio será una “noche especial” en Washington.

México.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, hará un gran festejo por el Día de la Independencia, pese a repunte de contagios de Covid-19 en la nación.

El magnate neoyorquino prometió que hoy 4 de julio será una “noche especial” en Washington, pese a que las autoridades de salud pública piden a los estadounidenses que eviten las multitudes y participen en celebraciones más tranquilas.

De acuerdo con la agencia AP, se tienen previsto que Trump celebre su “Saludo a Estados Unidos” hoy con un discurso desde los jardines de la Casa Blanca que recordará la herencia estadounidense.

Habrá un desfile aéreo militar sobre Washington, así como una enorme exhibición de fuegos artificiales que se espera que congregue a miles de personas en el National Mall.

Trump inició el fin de semana feriado en Monte Rushmore

La celebración de este sábado en Washington se da un día después de que Donald Trump inició el fin de semana feriado viajando al Monte Rushmore.

El magnate presenció una muestra de pirotecnia cerca de las icónicas tallas de los bustos de George Washington, Thomas Jefferson, Abraham Lincoln y Theodore Roosevelt. 

Ahí ofreció un combativo discurso en el que acusó a quienes protestan contra la injusticia racial de participar en una “campaña despiadada para borrar nuestra historia”.

La agencia AP hace notar que el presidente de Estados Unidos está participando en actos multitudinarios aunque muchas comunidades han decidido prescindir de los fuegos artificiales, los desfiles y otros festejos tradicionales para evitar la propagación del Covid-19 que podría darse en las grandes reuniones festivas por el Día de la Independencia.

Sin embargo, Trump insistió en seguir adelante con la celebración de eventos masivos, incluyendo el del Monte Rushmore, para el que la gobernadora de Dakota del Sur, Kristi Noem, una aliada del presidente, dijo que no era necesario guardar la distancia social y las mascarillas eran opcionales. 

El presidente dedicó un pequeña parte de su intervención a la pandemia del coronavirus, que hasta el momento ha cobrado la vida de más de 129 mil estadounidenses.