Internacional

FBI acusa a China de esconder en consulado a científica acusada de fraude

Consulado de China en EUMark Felix / AFP

La investigadora Tang Juan habría ingresado a EU ocultando información sobre su afiliación al Ejército Popular de Liberación en China.

México.- El gobierno de Estados Unidos responsabiliza a China de esconder en su consulado en San Francisco a la científica e investigadora en biología, Tang Juan, quien es acusada por el FBI de fraude debido a que en el trámite de su visa no declaró su afiliación con el Ejército Popular de Liberación chino.

La principal preocupación de las autoridades estadounidenses es el espionaje y filtración de información desde las instituciones, de hecho en la denuncia penal interpuesta se nombra a diversas personas que formarían parte de un programa de envío de científicos militares desde China bajo perfiles falsos.

EU afirma que Tang Juan evita el arresto mediante el asilo en el consulado de China en San Francisco, pese a que la investigadora enfrenta un cargo penal por fraude de visa luego de que se descubrieran fotografías de ella vistiendo el uniforme del Cuadro Civil del Ejército Popular de Liberación.

Además, la científica también estuvo empleada como investigadora en la Cuarta Universidad de Medicina Militar, acusaciones que ella negó aduciendo que desconocía el significado de la insignia del uniforme –presuntamente de uso obligatorio- en la universidad.

Sin embargo, en una revisión a su domicilio y servicios electrónicos, agentes del FBI habrían encontrado evidencia adicional que vincula a Tang Juan con el Ejército Popular de Liberación de China, recupera CNN.

Existe un antecedente de robo de información científica que se fincó al investigador Wang Xin, a quien el gobierno de EU también acusa de fraude para obtener visa y fue detenido cuando intentaba salir del país.

El Ministerio de Relaciones Exteriores en China, tildó el arresto del investigador en enfermedades cardiovasculares como una persecución política, descartando que su trabajo pudiera poner en peligro la seguridad nacional de los Estados Unidos.