Internacional

Adiós a los grandes banquetes: Esto come el 'Chapo' en cárcel de EU

"Chapo" GuzmánAP

En la "Supermax" todas las comidas son preparadas bajo la supervisión de las autoridades

México.- Se acabaron los grandes banquetes para Joaquín Guzmán Loera, alias el "Chapo". Lo que come ahora en prisión está lejos del menú que acostumbraba cuando comandaba el cártel de Sinaloa en México.

El originario de la comunidad La Tuna, en Sinaloa, cumplió su primer año en la sentencia de cadena perpetua en la cárcel de máxima seguridad, “supermax”, ubicada en Colorado, Estados Unidos, llamada oficialmente ADX Florence, conocida como la Alcatraz de las Rocosas.

Sin antes de la pandemia del Covid-19, Guzmán Loera se encontraba aislado con visitas espaciadas en el tiempo, ahora la cárcel no recibe personas ajenas por el nuevo coronavirus.

Guzmán Loera ni siquiera convive con sus compañeros de prisión, porque el tiempo que tiene al aire libre y la barrera del idioma complican todo aún más para el narcotraficante.

El "Chapo" Guzmán, quien ha sido el segundo hombre más buscado por el FBI y la Interpol -después de Osama Bin Laden-, fue condenado el 17 de julio de 2019 a cadena perpetua y 30 años adicionales en Estados Unidos, como líder de un cártel que envió toneladas de drogas a este país. 

Menú del "Chapo" en cárcel de Estados Unidos

A un año de estar en prisión en Estados Unidos, Joaquín Guzmán Loera el "Chapo" no solo está más aislado a raíz de la pandemia del coronavirus pues en cuanto a la comida, ya no probará las enchiladas suizas, uno de sus platillos favoritos.

Según documentos de la cárcel federal consultados por Infobae México, todas las comidas son preparadas bajo la supervisión de las autoridades internas y cada recluso recibe dos bandejas: una para la comida caliente y otra para la comida fría.

De acuerdo con el grupo consultor Zoukis, que asesora a familias que se preparan para que alguno de sus miembros entre al sistema:

  • Los desayunos consisten en un pan danés, cereal (caliente o frío) y leche. 
  • Las comidas del menú regular incluyen pollo, hamburguesas, hot dogs, lasaña, burritos, tacos y empanadas de pescado. 
  • A parte de la leche por la mañana, los presos tienen acceso a agua simple y a una bebida con sabor.

De acuerdo con el grupo consultor, las prisiones que son del BOP (Buró Federal de Prisiones estadounidense, por sus siglas en inglés), se ofrecen tres comidas “nutritivas” al día.

Señala que los reclusos que ingresan en el BOP reciben tres comidas al día nutricionalmente ricas y si bien el menú no es el mejor, es adecuado en lo referido a nutrición, y en la prisión s aseguran de que nadie pase hambre ni muera de inanición.

Zoukis señala que además de las comidas regulares, la mayoría de las prisiones federales tienen un servicio de venta de otro tipo de comida como frijoles refritos, arroz y tortillas de harina, pero los presos como el "Chapo" no pueden acceder a este tipo de beneficio.