Hollande asume la presidencia de Francia

En una ceremonia solemne celebrada en el Palacio Presidencial del Elíseo, protestó para un mandato de cinco años.

París.- El socialista Francois Hollande protestó hoy aquí como séptimo presidente de la quinta República Francesa para un mandato de cinco años, en una ceremonia solemne celebrada en el Palacio Presidencial del Elíseo.

El acto comenzó a las 10:00 horas locales (08:00 GMT), con un breve desfile de Hollande por la alfombra roja en el que pasó revista a las tropas instaladas en el patio del Palacio.

El todavía presidente Nicolas Sarkozy le recibió con actitud seria a la entrada del Elíseo, en un momento en el que ambos posaron para la prensa. 

A continuación, los dos políticos se reunieron por media hora en el despacho presidencial para platicar del traspaso de poderes.

Sarkozy abandonó después el Palacio acompañado de su esposa, Carla Bruni, y minutos después Hollande comenzó la ceremonia de investidura recibiendo una medalla y firmando varios documentos para cumplir con el protocolo.

El nombramiento corrió a cargo del presidente del Consejo Constitucional, el conservador Jean-Louis Debré.

"Usted se convierte hoy en séptimo presidente de la V República y en el 24 presidente de la República Francesa (...) desde este día 15 de mayo, encarna los valores de la República y representa a los franceses. Felicidades" dijo Debré a Hollande.

Como es tradición en Francia, desde la época monárquica, en la ceremonia de protesta, celebrada en la sala de Fiestas del Elíseo, Hollande recibió de manos de un general el collar de Gran Maestro de la Legión de honor, símbolo de los jefes de Estado franceses.

Hollande dirigió a continuación un discurso en el que esgrimió los ejes de su gobierno.

"Dirijo a los franceses un mensaje de confianza este día. Somos un gran país que ha superado las pruebas y los desafíos siendo él mismo, abierto y no replegado" declaró Hollande.

Afirmó que el mandato que recibió fue "recuperar a Francia hacia la justicia, abrir una vía nueva en Europa y contribuir en la paz en el mundo y a la conservación del planeta".

Mencionó el mal panorama económico del país por su elevada "deuda, el crecimiento (económico) débil, el alto desempleo, la competitividad degradada y una Europa a la que le cuesta salir de la crisis".

"No hay fatalidad si movemos las fuerzas y las cualidades de Francia y la productividad de nuestros trabajadores (...)Fomentaremos la producción frente a la especulación" insistió.

El ya presidente subrayó que "la justicia será el único criterio sobre el que cada decisión pública será tomada" y que "la juventud tendrá el primer lugar" en los objetivos de su mandato.

Hollande recordó a todos los presidentes de la V República y enumeró temas de su programa electoral, consideró que Francia necesita "la unidad de la nación" y se comprometió a luchar contra el racismo y el antisemitismo y a ser un "Estado imparcial".

Al acto asistieron autoridades políticas y militares francesas, destacados miembros del Partido Socialista francés (PSF), representantes de las principales confesiones religiosas y la presidenta de la Patronal francesa, Laurence Parisot, entre otros.

También participaron los ex primeros ministros socialistas Pierre Mauroy y Lionel Jospin, el alcalde de París, Bertrand Delanoe y representantes de los sindicatos, por primera vez, así como numerosos invitados del mundo de la cultura y los medios de comunicación.

Durante el evento, en el que participaron centenares de invitados, entre ellos la compañera sentimental de Hollande, Valerie Trierweiler, se dispararon 21 salvas de cañón en el vecino palacio de los Inválidos.

En la calle en la que se ubica el Palacio presidencial numerosos partidarios del anterior presidente, Nicolas Sarkozy, acudieron para despedir a Sarkozy, que fue derrotado por Hollande el pasado 6 de mayo, en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.

Luego del acto, Hollande tiene previsto realizar varios homenajes en la tumba del soldado desconocido, ante un monumento del fundador del sistema educativo francés, Jules Ferry, y otro en honor de la científica y premio Nobel Marie Curie.

También recibirá la medalla del Ayuntamiento de París de manos del alcalde de la ciudad, el socialista Bertrand Delanoe.

Esta tarde viajará a Berlín, Alemania, para mantener su primer encuentro con la canciller Angela Merkel, con la que mantendrá una cena de trabajo y ofrecerá una rueda de prensa.

Mañana está previsto que Hollande anuncie los nombres de los miembros de su gobierno y el jueves podría celebrar su primer consejo de ministros de acuerdo a varios medios de comunicación.

El primer presidente de la V República actual fue Charles de Gaulle, en 1959. Luego le siguieron Georges Pompidou, Valery Giscard d´Estaing, Francois Mitterrand, Jacques Chirac y Nicolas Sarkozy. 

Hollande es el segundo presidente socialista en la quinta República, que fue fundada en 1958, luego de Francois Mitterrand, que gobernó Francia entre 1981 y 1995.

0
comentarios
Ver comentarios