25 de octubre de 2021 | 02:30
Internacional

Pareja de adultos mayores mueren por Covid-19 con una hora de diferencia

Los adultos mayores de 82 y 83 años enfermaron juntos y murieron con una hora de diferencia.
Medidas sanitarias en Italia
Compartir en

México.- Una pareja de adultos mayores en Italia murió con una hora de diferencia por complicaciones derivadas del coronavirus Covid-19.

Olga y Vincenzo, de 82 y 83 años de edad, respectivamente, llevaban 63 años juntos y enfermaron de Covid-19 recientemente, en Sesto San Giovanni, Italia. Ambos pasaron 10 días enfermos en casa y fueron llevados a un hospital por problemas de saturación de oxígeno.

Olga fue la primera en morir, y una hora después su esposo, Vincenzo, falleció por la enfermedad. Los dos se conocieron a los 18 años de edad y se casaron un año después.

Una de las seis nietas de la pareja comentó a los medios italianos que ambos se cuidaban mutuamente y no salían a la calle. Sólo Vincenzo salía brevemente de compras y a la farmacia, por lo que ahí podría haber contraído la enfermedad.

La nieta, identificada como Katia, acusó que los médicos no los atendieron bien los primeros días, dándoles únicamente antibióticos para la gripe, aunque padecían síntomas muy similares a los del coronavirus Covid-19.

Italia es uno de los países más golpeados por la Covid-19, y fue uno de los primeros epicentros de la pandemia. El país presenta Un millón 270 mil casos acumulados con 47 mil 217 muertes, según cifras de las autoridades de ese país. Lombardía fue una de las regiones más afectadas al inicio de la pandemia.

De hecho, de acuerdo con un estudio del Instituto de Tumores de Milán y la Universidad de Siena, el coronavirus pudo haber comenzado a circular en Italia desde septiembre de 2019, por lo que podría haberse propagado desde china antes de diciembre de 2019, como se asegura.

La Organización Mundial de la Salud explicó recientemente que el coronavirus y los problemas de la Covid-19 eran desconocidos antes de que China comunicara sobre el brote de Wuhan. Con esto abrió la posibilidad de que la enfermedad estuviera circulando en otros sitios de forma silenciosa.