28 de noviembre de 2021 | 17:19
Internacional

México pide al Consejo de Seguridad de la ONU combatir el tráfico de armas

En sesión del Consejo de Seguridad de la ONU, México puso sobre la mesa el impacto del tráfico de armas en países de latinoamérica.
Marcelo Ebrard.
Compartir en

México solicitó al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) apoyo para combatir el tráfico y desvío de armas.

En sesión del Consejo de Seguridad de la ONU, México puso sobre la mesa el impacto del tráfico de armas en países de latinoamérica.

En este sentido, el titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard, señaló que el combate al tráfico y al desvío de armas se debe hacer tanto en los destinos como en su lugar de origen.

“Se trata de una responsabilidad compartida”, dijo Marcelo Ebrard.

Cabe recordar que México presentó una demanda contra fabricantes de armas de Estados Unidos en un tribunal de Boston en agosto.

Entre las empresas de armas acusadas están:

  • Smith & Wesson
  • Century Arms
  • Colt
  • Glock
  • Ruger
  • Barret
  • Interstate Arms

Entre el 70 y 90 % de las armas recuperadas en México provienen de Estados Unidos

En su demanda contra las empresas de armas, México pidió poner fin al daño que provocan al facilitar el tráfico de armas a los cárteles de narcotráfico y otras organizaciones criminales.

Al respecto, México sostuvo que entre el 70 % y 90 % de las armas recuperadas en las escenas del crimen en México son procedentes de Estados Unidos.

El país argumentó que de Estados Unidos llegan anualmente más de medio millón de armas debido al narcotráfico.

Las empresas de armas demandadas por México producen más del 68 % de los instrumentos vendidos en México.

De modo que son más de 340 mil armas que se fabrican en sus plantas en Massachusetts y otros estados con destino al sur del Río Bravo.

Marcelo Ebrard acusa que empresas de armas sólo ven su beneficio económico

El canciller Marcelo Ebrard indicó que diversas empresas de armas sólo priorizan su beneficio económico pese al daño que ocasionan en México sus productos.

A su vez, Ebrard solicitó la colaboración de los sectores público y privado para acabar con el tráfico de las armas pequeñas.

Esto dado que este tipo de armas ocasionan alrededor de 500 muertes diarias y más de 2 mil heridos en el mundo.

El canciller explicó que en Latinoamérica, las muertes por armas de fuego son aún mayores que las observadas en varias zonas donde hay un conflicto armado.

Las armas de fuego están involucradas en cerca del 75 % de los homicidios que ocurren en América Latina.