Internacional

Este 6 de febrero Texas dará inyección letal a mexicano tras asesinato de su familia

Inyección letal a mexicano en Texas este 6 de febrero de 2020.Sue Ogrocki/AP

Abel Revill Ochoa recibirá una dosis letal en la prisión de Huntsville, cerca de Houston.

México.- Hoy 6 de febrero, el estado de Texas, Estados Unidos, dará inyección letal a Abel Revill Ochoa, el mexicano tras asesinato a su familia en 2002.

Se prevé que, pasadas las 18:00 horas de este jueves se cumpla la pena de muerte a la que fue condenado en 2004, por la que el hombre, de 47 años, recibirá una dosis letal del sedante pentobarbital en la prisión de Huntsville, cerca de Houston.

Abel Revill, originario del municipio de Vicente Guerrero, Durango, tiene, todavía la esperanza de que la Junta de Perdones y Libertades Condicionales de Texas cambie la sentencia por cadena perpetua, pero eso muy raramente pasa.

Abel Revill Ochoa. Condenado a muerte.Especial

Se le acabó el crack que tenía y enloqueció

El domingo 4 de agosto de 2002 ocurrió el asesinato por el que Abel Revill Ochoa, nacido en Vicente Guerrero, Durango, en 1973, fue condenado a la pena de muerte. Vivía en Dallas con su esposa Cecilia, y sus hijas Crystal y Anahí, de 7 años y 9 meses respectivamente.

La tarde de ese domingo, luego de ir a la iglesia, Abel pidió a su esposa Cecilia 10 dólares para comprar crack, la droga a la que era adicto.

Tras consumirla en su totalidad, el hombre, que, se dijo, quedó con ganas de más se dirigió a su habitación y sacó del armario una pistola cargada. 

Se dirigió a la sala donde mató a Anahí, de 9 meses de edad, a su esposa, a su cuñada Jaqueline (hermana de Cecilia) y a Bartolo, su suegro. 

A Crystal, 7 años, la asesinó mientras corría, intentando huir, en tanto que Alma, otra de sus cuñadas que se encontraba en la casa, quedó gravemente herida, pero sobrevivió.

Caso Avena

Tras cometer el multihomicidio, Revill Ochoa fue detenido cuando retiraba dinero de su esposa de un cajero y de acuerdo con sus abogados, el hombre tuvo un delirio inducido por las drogas, pues Abel aseguró que el diablo lo poseyó. 

Ese homicidio fue posterior al “Caso Avena”, cuando la Corte Internacional de Justicia (CIJ) ordenó reconsiderar los casos de 51 ciudadanos mexicanos condenados a muerte en Estados Unidos.

La CIJ indicó que a algunos presos se les violó su derecho a solicitar asistencia legal a su país tras su detención, cláusula que establece la Convención de Viena sobre relaciones consulares.

Durango lamenta la condena

De acuerdo con Milenio, el secretario general de gobierno de Durango Adrián Alanís, lamentó la condena a la inyección letal, pues reprochó que aún en la actualidad hayan países que no respeten los derechos humanos.

"Cierto es, los culpables se merecen el castigo por algún delito, alguna infracción, y otra cosa es quitarle la vida a un ser humano", indicó el funcionario estatal.

Asimismo, señaló que el Gobierno de Durango como tal no es la entidad facultada para atender y acercarse con la familia de Abel Revill Ochoa, oriunfo de Vicente Guerrero, sino que tendrá que ser a través del consulado de México.