Internacional

Cierran fábrica de ropa en Los Ángeles por contagio de 300 personas y 4 muertes

Fabricando ropaEspecial

La mayoría de los trabajadores son latinos; tienen bajo sueldo y carecen de seguridad social

México.- Autoridades sanitarias de Los Ángeles, en Estados Unidoscerraron indefinidamente la fábrica de ropa Los Ángeles Apparel por no contar con las medidas necesarias para evitar brotes de Covid-19 y provocar que más 300 trabajadores resultaran enfermos y cuatro fallecieran.

Tras cerrar una temporada por órdenes de las autoridades, la empresa volvió abrir para fabricar cubrebocas, sin embargo, una enfermera contactó al Departamento de Salud por un posible brote entre quienes trabajan fabricando ropa.

El pasado 27 de junio asistieron inspectores de salud y encontraron, además de los cientos de enfermos y las personas muertas, cartón entre las estaciones de trabajo, falta de capacitación del personal contra el nuevo coronavirus (un médico no supo cuáles eran los síntomas de la enfermedad) y materiales sin traducir al español, ya que la mayoría son de origen latino.

El 7 de julio, el Departamento de Salud de Los Ángeles envió una carta a la empresa para informarle que quienes dieron positivo el 26 de junio o antes podrían regresar a trabajar si ya no presentaban síntomas. Sin embargo Los Ángeles Apparel volvió a violar las reglas al abrir con empleados nuevos, por lo que el 9 de julio, la obligaron a cerrar indefinidamente.

Un empleado contó a CNNl las medidas que tienen previstas para, ahora sí, reiniciar actividades: la identificación para entrada y salida es por medio facial, uso de alcohol gel, máquinas de costura separadas cada 1.90 metros, uso de cubreboca. Además contempla contratar a más trabajadores.

Los Angeles Apparel se dedica al diseño, producción y distribución de ropa con sede en el centro-sur de Los Ángeles.

Una empresa con mano de obra latina

La mayoría de los empleados de esta compañía, son latinos, por lo que su situación es más vulnerable, ya que muchos tienen sueldo precarios y no tienen seguridad social.

El empresario y dueño Dov Charney aceptó que los trabajadores migrantes son los más vulnerables, pero culpó a las autoridades de no brindarles lo necesario para evitar que se contagien del nuevo coronavirus.

Con información de CNN, The New York Times, Univision y La Opinión