Denuncian por explotación a prostituta involucrada en escándalo con agentes de EU

Según Aponte, las dos menores, ambas de 17 años, fueron contactadas por Dania Londoño en el Café del Mar, un conocido bar de Cartagena, donde les ofreció una alta suma de dinero a cambio de "doblegar la conciencia de

Cartagena, Colombia.- Dos menores de edad de Cartagena de Indias presentaron una denuncia contra la prostituta Dania Londoño, protagonista del escándalo con los agentes del Servicio Secreto de Barack Obama, por supuestamente incitarlas a la prostitución y a obtener información de los estadounidenses.

 

"Hay una denuncia penal por el delito de inducción a la prostitución y proxenetismo", indicó el abogado de las menores, Pedro Aponte, quien las representa a solicitud de sus madres después de que un portavoz de la Fiscalía de Cartagena también lo confirmara.

 

El abogado instauró la demanda en Cartagena, la ciudad colombiana donde tuvo lugar el escándalo durante la VI Cumbre de las Américas el pasado abril, cuando varios agentes del Servicio Secreto de Estados Unidos, que acompañaban a Obama, contrataron los servicios de Londoño.

 

Según Aponte, las dos menores, ambas de 17 años, fueron contactadas por Dania Londoño en el Café del Mar, un conocido bar de Cartagena, donde les ofreció una alta suma de dinero a cambio de "doblegar la conciencia de los americanos a través de una sustancia química, sacarles documentación, la SIM de los celulares y llevarles al hotel".

 

"A cambio, recibirían cien millones de pesos (unos 56 mil dólares)", manifestó el letrado, quien insistió en que las dos menores "rehusaron a la petición" y por eso recibieron amenazas.

 

"Una de ellas fue amenazada el domingo de muerte y debido a ello su madre se comunicó conmigo; por eso se presentó la denuncia", indicó, para aclarar que si bien no revela la identidad por tratarse de menores, la embajada de Estados Unidos en Bogotá conoce sus nombres.

 

En una entrevista telefónica con el abogado de Dania Londoño, el letrado Abelardo de la Espriella, negó tajantemente las acusaciones que se le imputan a su cliente y dijo que las denunciantes y su abogado "solo buscan beneficio económico y figuración mediática".

 

"Pretender que Dania estaba urdiendo un complot contra el Gobierno de Estados Unidos con dos niñas sin experiencia, para infiltrarse, no tiene ningún sentido", afirmó De la Espriella, al indicar además que la denuncia "no tiene asidero y está mal hecha".

 

Agregó que "cuando se trata de un trabajo de infiltración lo que más importa es la prudencia, es una acusación descabellada", agregó.

 

Aponte había insistido poco antes en su entrevista que las menores a las que representa "no tienen nada que ver con la explotación sexual", ya que se trata de dos jóvenes "de estrato seis", es decir, clase alta, "con una moral intachable, desvinculadas a toda conducta de prostitución, que estudian en la universidad".

 

Y agregó que al rechazar la oferta fue la propia Dania Londoño quien "las hostigó y amenazó por teléfono".

 

Londoño, según su abogado, se encuentra en Madrid, donde el pasado viernes ofreció una entrevista a la Cadena Ser, en la que reconoció que acompañó a uno de los agentes de Obama a la habitación del hotel donde se alojaba en Cartagena a cambio de 800 dólares.

 

Esta mujer, de 25 años y madre de un niño, calificó de "bobos" a los agentes del servicio secreto estadounidense porque -según dijo- le resultó sencillo acceder a ellos y, por eso, de haber sabido que pertenecían a ese cuerpo de seguridad "le hubiese hecho mil preguntas".

0
comentarios
Ver comentarios