Internacional

Iglesias de EU se vuelven foco de transmisión del coronavirus

Coronavirus en iglesiasJohn Minchillo / AP

Semanas después de que el propio Trump exigiera la reapertura de templos e iglesias, brotes de la enfermedad se han visto ligados a estos lugares.

Cientos de casos  de Covid-19 en Estados Unidos están ligados a la asistencia de feligrses a templos o iglesias, de acuerdo a una nueva investigación del New York Times.

Más de 650 casos de la enfermedad han estado ligados a casi 40 iglesias y eventos religiosos en EU desde el inicio de la pandemia, muchos de ellos ocurridos desde el mes pasado, cuando comenzó la “reapertura” de varios estados.

Los casos se han reportado tanto en templos como en eventos vinculados con actividades religiosas, como campamentos y reuniones.

Tanto feligreses, como líderes religiosas y sus familias han resultado infectados. Por ejemplo, en Texas, 50 personas resultaron infectadas después de que un pastor cristiano “autorizara” a los asistentes al templo a abrazarse unos a otros.

En Florida, una adolescente falleció el mes pasado, luego de asistir a una fiesta para jóvenes en su iglesia.

La obispo de la Iglesia Metodista Unida de Luisiana, Cythia Fierro Harvey, señaló que pese a que se tomaron todas las medidas de protección como los cubrebocas y el distanciamiento social, los feligreses resultaron, en parte, infectados.

Sin embargo, en un país fuertemente polarizado y politizado como Estados Unidos, la reapertura de los templos ha alcanzado tintes politiqueros y de supuestas “libertades individuales” de quienes desean asistir a servicios religiosos.

Expertos advierten que iglesias y templos son lugares “ideales” para la transmisión de la peligrosa enfermedad. Carlos del Río, experto en enfermedades infecciosas de la Universidad de Emory, señaló que la combinación de personas en un lugar cerrado, el hablar en voz alta y los cantos son vectores ideales para transmitir la enfermedad.

La lucha política seguirá en EU y los nuevos casos, en el futuro inmediato, parecen no detenerse.