La guerra entre Rusia y Ucrania llega a su día 765 desde su comienzo el pasado 24 de febrero de 2022, cuando el presidente ruso Vladimir Putin ordenó una “operación militar especial” para liberar a la población prorrusa de la región ucraniana de Donbás.

Hoy viernes 29 de marzo 2024, Rusia detiene a otro presunto implicado en atentado de Moscú que financió a terroristas.

Ucrania indicó este viernes que las fuerzas rusas dañaron tres centrales térmicas, al disparar 99 drones y misiles contra su territorio, 84 de los cuales fueron derribados.

En las últimas semanas, Moscú ha intensificado sus ataques a Ucrania y en particular a infraestructuras energéticas, en respuesta a los ataques de Kiev en regiones rusas fronterizas.

“84 objetivos aéreos fueron derribados: 58 [drones] Shahed y 26 misiles”, indicó la fuerza aérea ucraniana en un comunicado.

Tres centrales térmicas ucranianas sufrieron daños a causa de los disparos rusos, precisó el proveedor de energía DTEK.

“Los ocupantes atacaron tres centrales térmicas DTEK. Los equipamientos resultaron gravemente dañados”, declaró la compañía en un comunicado.

Previamente, el ministro ucraniano de Energía, Guerman Galushchenko, había reportado un “ataque masivo” contra sitios de producción energética en las regiones de Dnipropetrovsk, Poltava y Cherkasy.

El gobernador de la región de Dnipropetrovsk (centro), Sergiy Lysak, indicó que “varias instalaciones energéticas resultaron dañadas” en la zona.

El ataque ruso provocó la activación de la alarma antiaérea en toda Ucrania en la noche del jueves al viernes.

Las fuerzas armadas polacas anunciaron que habían hecho despegar sus aviones militares por la presencia de misiles rusos en el oeste de Ucrania, cerca de su frontera.

Rusia dice que las sanciones contra Corea del Norte no “ayudaron” a mejorar la seguridad regional

Rusia afirmó este viernes que las sanciones de la ONU contra Corea del Norte suponen un obstáculo a la hora de promover el diálogo y la paz en la península y que esas medidas no mejoraron la seguridad regional.

Estas declaraciones siguieron a las duras críticas vertidas contra Rusia por el veto que interpuso en el Consejo de Seguridad de la ONU, que conllevó el fin del mandato del comité encargado de supervisar la aplicación de la sanciones internacionales contra Pyongyang.

“Durante años, las medidas restrictivas internacionales no ayudaron a mejorar la seguridad en la región”

María Zajárova, portavoz de la cancillería rusa, en un comunicado

“Al contrario, en ausencia de mecanismos para revisar las sanciones y suavizarlas, este instrumento sigue suponiendo una grave molestia que socava el fomento de la confianza y el diálogo político”

María Zajárova, portavoz de la cancillería rusa, en un comunicado

Desde 2006, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas ha impuesto varias tandas de sanciones, cada vez más fuertes, contra Corea del Norte en respuesta al programa nuclear que está desarrollando ese país.

El Kremlin defendió este viernes su decisión de bloquear la renovación del comité de vigilancia de aplicación de las sanciones a través de su veto.

“Esta posición está más en línea con nuestros intereses”, indicó el portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, a la prensa.

Por su parte, la UE expresó en un comunicado su convicción de que el veto “es un esfuerzo para esconder las transferencias de armamento entre Corea del Norte y la Federación de Rusia”, en el contexto de ofensiva rusa contra Ucrania.

Por eso, la UE instó a Rusia a “reconsiderar la decisión... y a seguir cooperando con las Naciones Unidas y sus Estados miembros” en el caso de Corea del Norte.

Esta semana, el jefe de espionaje de Rusia, Serguéi Naryshkin, visitó Pyongyang para hablar sobre cooperación en materia de seguridad, según la agencia estatal de noticias norcoreana KCNA.

Ambos países, aliados históricos, han estrechado lazos en los últimos tiempos, a raíz del asalto de Rusia a Ucrania.

[object Object]

OTAN se compromete al refuerzo de defensas de Ucrania tras últimos ataques aéreos rusos

Los países de la OTAN condenaron enérgicamente el jueves los últimos ataques aéreos rusos contra Ucrania y se comprometieron a continuar reforzando las defensas ucranianas.

Así se pronunciaron los aliados en un comunicado al término de una reunión del Consejo OTAN-Ucrania celebrada, convocada a raíz de los recientes ataques rusos.

El encuentro se convocó a nivel de embajadores y fue solicitado por Ucrania.

El secretario general adjunto de la Alianza, Mircea Geoana, presidió el Consejo, en el que participó por videoconferencia el ministro de defensa ucraniano, Rustem Umerov.

“Los continuos ataques de Rusia contra la población civil y las infraestructuras críticas de Ucrania demuestran la urgente necesidad de nuestro apoyo constante”, indicó Geoana.

La OTAN recordó en el comunicado que los aliados están proporcionando una ayuda militar, financiera y humanitaria sin precedentes a Ucrania.

Como muestra de ello apuntó que Francia enviará pronto más obuses César, mientras que varios aliados se han unido a la iniciativa checa de adquirir 800 mil proyectiles de artillería adicionales para Kiev.

También apuntó que la OTAN trabaja en el establecimiento de un centro conjunto de análisis, adiestramiento y formación en la localidad polaca de Bydgoscz, donde las fuerzas ucranianas podrán adiestrarse junto a las tropas aliadas.

Además, dentro del paquete global de ayuda de la OTAN, la Alianza está proporcionando a Ucrania un apoyo no letal.

Los líderes aliados acordaron en la cumbre que celebraron en Vilna en julio del año pasado crear el Consejo OTAN-Ucrania, un foro en el que ambas partes pueden, en pie de igualdad, realizar consultas y tomar decisiones en situaciones de crisis.

El lunes, el Ministerio de Defensa de Ucrania cifró en más de dos mil los misiles de crucero y balísticos rusos derribados por las fuerzas ucranianas desde el inicio de la invasión rusa iniciada el 24 de febrero de 2022.

[object Object]

Rusia detiene a otro presunto implicado en atentado de Moscú que financió a terroristas

El Comité de Instrucción Ruso informó el jueves de la detención de otro posible implicado en el atentado del pasado viernes en la sala de conciertos Crocus City Hall, en las afueras de Moscú, que ha dejado al menos 143 muertos.

“Ha sido identificado y detenido otro sospechoso que participó en la financiación de los terroristas. Los investigadores solicitarán al tribunal el arresto del sospechoso”

Comunicado del Comité de Instrucción Ruso

Según el Comité de Instrucción, Rusia tiene a su disposición “datos confirmados” de que los autores del ataque terrorista recibieron “importantes cantidades de dinero y criptomonedas desde Ucrania” para preparar el crimen.

Las pruebas de la conexión de los autores del ataque a la sala de conciertos moscovita con nacionalistas ucranianos se obtuvieron “como resultado del trabajo con los terroristas detenidos, el estudio de los dispositivos técnicos que se les incautaron y el análisis de información sobre sus transacciones financieras”.

Esta semana, la Justicia ya dictaminó prisión preventiva para otros ocho presuntos implicados en el atentado.

Los sospechosos del crimen fueron imputados con cargos de terrorismo y pueden afrontar cadena perpetua.

De acuerdo con los últimos datos oficiales, el atentado en la sala de conciertos Crocus City Hall, a 20 kilómetros del centro de Moscú, ha dejado al menos 143 muertos y más de 150 hospitalizados, según los últimos datos.

El Servicio Federal de Seguridad (FSB) informó previamente de la detención de once personas en relación con el atentado.

Entre los detenidos se encuentran cuatro terroristas que participaron en el ataque.

Los sospechosos, que ofrecieron resistencia, fueron detenidos en una carretera de la región de Briansk, fronteriza con Ucrania, a donde presuntamente pretendían escapar.

Rusia ha admitido que el atentado en las afueras de Moscú fue perpetrado por islamistas pero insiste en buscar una “huella ucraniana”.

[object Object]