La guerra entre Rusia y Ucrania llega a su día 764 desde su comienzo el pasado 24 de febrero de 2022, cuando el presidente ruso Vladimir Putin ordenó una “operación militar especial” para liberar a la población prorrusa de la región ucraniana de Donbás.

Hoy jueves 28 de marzo 2024, Vladimir Putin tacha de “total disparate” las declaraciones acerca de que Rusia quiere atacar a Europa.

Al menos una persona murió y otras 19 resultaron heridas en un ataque ruso en la tarde del miércoles contra una zona residencial de Járkov, en el este de Ucrania, según informaron las autoridades locales.

Rusia lanzó 28 drones y cuatro misiles contra Ucrania, en un intento de destruir la infraestructura energética en el sur, especialmente en Odesa, según informaron las autoridades ucranianas.

Las fuerzas rusas lanzaron tres misiles de crucero Kh-22 y un misil antirradar Kh-31P desde el mar Negro y un misil guiado S-300 desde Donetsk, además de 28 drones suicidas iraníes Shahed desde la región fronteriza de Kursk y Crimea, indicó la Fuerza Aérea.

Según el comandante del Ejército del Aire, teniente general Mikola Oleschuk, las defensas antiaéreas destruyeron 26 drones sobre las regiones de Odesa (sur), Járkov (este), Dnipropetrovsk (centro) y Zaporiyia (sur).

El número de víctimas mortales del atentado terrorista del viernes pasado contra la sala de conciertos Crocus City Hall, al noroeste de Moscú, ascendió a 143 personas, según la lista con nombres de los fallecidos difundida este miércoles por el Ministerio de Emergencias de Rusia.

La lista, actualizada por Emergencias, se conforma en base a datos del Ministerio de Sanidad ruso y se verifica en base a los resultados de las investigaciones forenses.

Según los investigadores rusos, la causa de la muerte de los asistentes al concierto, en el que se produjo la tragedia, son heridas de bala y por asfixia, debido el humo del incendio provocado por los atacantes.

El Servicio Federal de Seguridad (FSB) informó de la detención de once personas en relación con el atentado.

Entre los detenidos se encuentran cuatro terroristas que participaron en el ataque, según informó el director del FSB, Alexandr Bórtnikov, al presidente ruso, Vladimir Putin.

Los sospechosos, que ofrecieron resistencia, fueron detenidos en una carretera de la región de Briansk, fronteriza con Ucrania, a donde según las autoridades rusas presuntamente pretendían escapar.

Rusia ha admitido que el atentado en las afueras de Moscú fue perpetrado por islamistas pero insiste en buscar una “huella ucraniana”.

Volodímir Zelenski inspecciona en la región nororiental de Sumi nuevas fortificaciones y trincheras

El presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, viajó el miércoles la región nororiental de Sumi, fronteriza con Rusia, donde inspeccionó las fortificaciones que se están construyendo, trincheras y puestos de mando y observación, además de visitar a soldados heridos en un hospital.

“En la provincia de Sumi se están construyendo fortificaciones. Inspeccioné trincheras, refugios subterráneos, puestos de fuego y puestos de mando y observación. Se trata del fortalecimiento de nuestra defensa”, señaló en su canal de Telegram.

Zelenski visitó en concreto el puesto de mando de la 117ª Brigada Separada de Defensa Territorial y habló con los soldados.

También se trasladó a un hospital donde están siendo tratados soldados heridos y les condecoró con premios estatales.

Sumi está siendo bombardeada recientemente de manera intensiva por parte de Rusia.

“Hay un constante terror ruso. Constantes bombardeos, ataques aéreos”, afirmó Zelenski, quien agradeció a los soldados, a los comandantes de las Fuerzas Armadas, a los oficiales del Servicio de Fronteras, a los policías, a la Guardia Nacional y al Servicio de Seguridad de Ucrania su trabajo para proteger a la población.

[object Object]

Delegación norcoreana visita Rusia para el cumplimiento de acuerdos entre Putin y Kim

Una delegación de Corea del Norte llegó el miércoles a Rusia para acelerar el cumplimiento de los acuerdos alcanzados desde la cumbre de septiembre de 2023 entre el líder ruso Vladímir Putin y el norcoreano Kim Jong-un.

El ministro de Relaciones Económicas Externas, Yun Jong-ho, encabeza la comitiva norcoreana, según informó el ministro de Recursos Naturales ruso, Alexándr Kozlov, en su canal de Telegram.

“La delegación estará en Moscú durante varios días. Lo importante para nosotros es comprobar el cumplimiento de las decisiones que se tomaron durante la reunión intergubernamental en Pionyang”, explicó, en alusión a la reunión de noviembre entre ambos funcionarios.

En la reunión participaron tanto miembros de ambos gobiernos como representantes de otras estructuras estatales y empresarios.

“Hay direcciones en las que debemos realizar conjuntamente mayores esfuerzos. En los dos días de reuniones abordaremos esto de manera sustancial. Para nosotros lo importante es el resultado y lo lograremos”, dijo.

Por su parte, Yun destacó que las relaciones ruso-norcoreanas viven un “momento crucial” bajo la “atenta mirada” de Kim y Putin.

También recordó que ahora se cumplen 75 años desde que ambos países firmaran un acuerdo de cooperación económica y cultural con ocasión de la visita a Moscú del fundador de la República Popular Democrática de Corea, Kim Il-sung.

En enero pasado el Kremlin aseguró que Corea del Norte es un “socio muy importante” de Rusia y que tiene el propósito de desarrollar las relaciones con Pionyang en todos los campos, “incluidos los sensibles”.

Estas declaraciones coincidieron con la reunión en Moscú entre el presidente ruso, Vladimir Putin, y la ministra de Asuntos Exteriores norcoreana, Choe Son-hui.

La visita de Choe a Moscú se produjo en medio de denuncias de que Corea del Norte está suministrando a Rusia armamento, incluidos misiles balísticos, que el ejército ruso estaría empleando en sus bombardeos contra Ucrania.

Tanto Pionyang como Moscú han negado insistentemente que se hayan producido tales transferencias de armas.

Kim envió el pasado domingo un mensaje de condolencias a Putin por el atentado yihadista perpetrado el viernes en una sala de conciertos cerca de Moscú, que se cobró la vida de 143 personas.

[object Object]

Vladimir Putin tacha de “total disparate” las declaraciones acerca de que Rusia quiere atacar a Europa

El presidente ruso, Vladimir Putin, calificó de “total disparate” las declaraciones en Occidente acerca de que Rusia, después de Ucrania, se dispone a atacar a Europa, en una reunión anoche con pilotos militares en las región de Tver, al norte de Moscú.

“Lo que dicen acerca de que vamos a atacar a Europa después de Ucrania es un total disparate, es una intimidación de su población, para sacarle dinero”

Vladimir Putin citado por agencias rusas

Putin afirmó que “los satélites de Estados Unidos temen a una Rusia grande y fuerte”, pero aseguró que no tienen motivo para ello.

“No tenemos ninguna intención agresiva en relación a esos países”, subrayó.

Insistió en que es un “total disparate” hablar de la posibilidad de “un ataque a otros países, a Polonia, a los países bálticos”.

El mandatario añadió que también “asustan a los checos”, para resumir que las declaraciones sobre la amenaza rusa son “simples delirios”.

Putin recordó que en 2022 el gasto militar de Estados Unidos, el líder de la OTAN, fue de 811 mil millones de dólares, mientras que el de Rusia fue de 72 mil millones.

“¿Acaso con esa correlación vamos combatir con la OTAN? Es una tontería”, dijo.

Al mismo tiempo, advirtió de que los cazas F-16 que se suministrarán a Ucrania serán considerados “objetivos legítimos” independientemente de lugar desde donde operen.

Putin respondió así a la pregunta de un piloto acerca de si la Fuerza Aérea de Rusia destruirá los F-16 en aeródromos de la OTAN si son empleados desde allí por Ucrania.

Vladimir Putin