Internacional

Facebook proporcionará información sobre anuncios políticos

FacebookJenny Kane / AP

Facebook permitirá el acceso a los académicos para conocer el impacto que tienen los anuncios políticos entre sus usuarios.

México.- La plataforma social, Facebook, anunció que proporcionará información sobre anuncios políticos a investigadores académicos sobre la elección presidencial de los Estados Unidos de 2020.

Facebook proveerá a los investigadores de información sobre cómo se dirigió la propaganda política durante el periodo previo a la elección presidencial entre Joe Biden y Donald Trump el pasado 3 de noviembre de 2020, misma que incluirá: los criterios de evaluación como localización e intereses, a partir de la selección de los anunciantes.

Los investigadores académicos podrán solicitar acceso a la información mediante Investigación Abierta y Transparencia de Facebook (FORT, por sus siglas en inglés) a partir del 1 de febrero donde se incluirá la cobertura de más de un millón de anuncios políticos entre el 3 de agosto y el 3 de noviembre de 2020.

De acuerdo con Facebook, tanto la red social como la filial de Google, Alphabet Inc. suspendieron la propaganda política tras la elección presidencial en los Estados Unidos como parte de las políticas para contener la desinformación y otros abusos en redes, recupera Reuters.

Facebook quiere saber impacto de anuncios políticos entre usuarios

El objetivo de Facebook es que al brindar acceso a los investigadores académicos a las bases de datos sobre propaganda política, obtengan una retroalimentación sobre el impacto que tienen los anuncios políticos entre los usuarios de redes sociales y entender el comportamiento sobre cómo son elegidas estas audiencias.

En última instancia, la plataforma social quiere desarrollar medidas para proteger la privacidad de sus usuarios y mantener la seguridad de la red entendiendo cómo se localizan a los potenciales votantes al abrir el contenido de la biblioteca de anuncios.

La decisión de Facebook prosigue a la polémica que se desató en 2016 cuando se acusó a la red social de impulsar la campaña presidencial de Donald Trump, específicamente por polarizar los puntos de vista entre los votante durante la campaña decantando su elección a favor del entonces candidato por el Partido Republicano.