Internacional

En rechazo a estrategia contra la pandemia, cafeterías en Argentina prohíben acceso a políticos

Café en BarilocheCafeDelirante.com.ar

En los locales del Café Delirante se aplicará “derecho de admisión” a funcionarios nacionales, provinciales y municipales 

México.- El dueño de cafeterías en Bariloche, Argentina, decidió prohibir el ingreso de políticos ante "hartazgo" por medidas adoptadas en pandemia del Covid-19.

De esta manera, se aplicará “derecho de admisión” para funcionarios nacionales, provinciales y municipales en sus tres locales del Café Delirante, porque, según cree, solo paga el sector privado los costos del confinamiento (conocido como cuarentena) por el coronavirus.

El dueño de los comercios, José Sojo, dijo a Infobae, que mientras el sector privado está asumiendo una parte desproporcionadamente grande de los costos de la pandemia, la clase política continúa percibiendo el 100 por ciento de sus salarios.

"Entendemos las medidas pero no puede ser tan fácil que solo pague un sector"José Sojo

El empresario subrayó que los políticos deben compartir parte de este costo, toda vez que son los únicos que no comparten el costo del coronavirus.

José Sojo indicó que en los locales del Café Delirante quedarán exceptuados todos los funcionarios que donen el 25 por ciento de su sueldo, tal como están haciendo los trabajadores gastronómicos.

De acuerdo con el empresario, el disparador fue que el domingo 2 de agosto decidió cerrar de manera definitiva hasta diciembre su local de la base del cerro Catedral, donde solo podía hacer take away, y ante las nuevas restricciones horarias que dispuso la provincia y el municipio en Bariloche.

Comentó que antes de tomar la decisión de prohibir el ingreso de políticos se lo comunicó al intendente Gustavo Gennuso y otros funcionarios locales que conoce.

No obstante, insistió en que se trata de una medida para decir que tienen que compartir parte del costo de la pandemia del Covid-19.

Además, indicó que el sector privado de Bariloche lleva “muchos meses luchando para tratar de mantener nuestros proyectos y los empleos de quienes nos acompañan en ellos. Hemos gastado ahorros, tomado créditos y peticionado constantemente, para tratar de sobrevivir hasta que este virus pase"