Internacional

Protestan en Argentina por despidos masivos en medios de comunicación

Macri‏@LANACION

Desde que asumió el poder Macri, comenzó una disputa por el predominio de los medios oficialistas (kirchneristas), en particular el Grupo 23.

Argentina.- El periodismo en el país gaucho está sumido en una crisis por el despido masivo de trabajadores y el cierre de varios medios, lo que, según la oposición, da lugar a un monopolio de las empresas más poderosas del sector y el predominio de un discurso que por ahora es afín al presidente Mauricio Macri.

Protestan en Argentina por despidos masivos en medios de comunicación

De hecho, la prensa en Argentina quedó dividida entre los medios opositores encabezados por el Grupo Clarín y los oficialistas que crecieron al amparo de los gobiernos de los ex presidentes Néstor Kirchner (2003-2007) y su esposa y sucesora, Cristina Fernández (2007-2015).

No onbtante, los medios kirchneristas, jamás lograron el poder de penetración ni la influencia en la agenda pública que sí tenían Clarín, el multimedios más importante del país sudamericano, o el conservador diario La Nación.

Por esta razón, el gobierno y la prensa opositora mantuvieron una guerra que cerró una etapa en noviembre pasado con el triunfo en las elecciones presidenciales de Macri, el candidato que fue apoyado por los medios que denostaban al kirchnerismo.

Desde entonces comenzó una disputa por el predominio de los medios que eran oficialistas, en particular el Grupo 23, propiedad de Sergio Szpolski y Matías Garfunkel, empresarios que dejaron de pagar sueldos desde noviembre y que tampoco cubrieron aguinaldos.

Estos suceso han llevado al reclamo hacia el Ministerio del Trabajo para que revise y sancione la irresponsabilidad de la patronal, ya que ningún empresario debe dejar de cumplir con sus obligaciones laborales porque afecta los derechos de los trabajadores.

De otro lado, en el ámbito estatal, el medio más afectado es Infojus, una agencia de noticias judiciales que ya despidió a más de la mitad de sus trabajadores, además de que más de 11 mil notas fueron eliminadas por orden del nuevo ministro de Justicia, Germán Garavano.

El caso afecta el acceso a la información y la libertad de prensa, por lo que la Procuraduría de Violencia Institucional ya le ordenó al Ministerio de Justicia un informe sobre los artículos borrados, en tanto que el Sindicato de Prensa de Buenos Aires interpuso un amparo para que la información sea nuevamente publicada.

Con información de Notimex