25 de octubre de 2021 | 14:16
Internacional

Alemania prohibirá el uso del plaguicida glifosato

La prohibición del glifosato será gradual hasta el 2024
Uso de plaguicidas
Compartir en

México.- Alemania aprobó una ley para prohibir el uso del plaguicida  glifosato a partir de 2024, para detener la desaparición masiva de insectos.

La secretaria alemana de Medio Ambiente, Svenja Schulze, dijo que este proyecto prohíbe gradualmente el uso del glifosato, de herbicidas e insecticidas que puedan dañar a las abejas e instalaciones de determinados tipos de luminarias para reducir la contaminación lumínica.

“El glifosato mata todo lo que es verde y quita la base de la vida de los insectos. La muerte de los insectos debe detenerse, en interés de todos”

Svenja Schulze

En la Unión Europea la autorización del uso de glifosato termina a finales de 2022.

Agricultores se oponen a la ley de prohibición del glifosato

Aunque esta nueva norma es celebrada por el gobierno, asociaciones a favor del medio ambiente y concuerda con lo que ha dicho la Organización Mundial de la Salud (OMS), algunas personas que se dedican a la agricultura no están de acuerdo.

Acusan que la prohibición del glifosato afectará al menos a 7 por ciento de las tierras cultivadas, pone en riesgo a las granjas familiares y evitará fomentar la biodiversidad entre agricultores y conservacionistas.

El director de la asociación de agricultores alemanes, Joachim Rukwied, dijo al respecto:

"Una asociación entre agricultura y conservación, con objetivos, medidas e incentivos conjuntos, sería más prometedora"

Joachim Rukwied

¿Qué daños causa el glifosato?

La OMS y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) han señalado desde 2015 que el plaguicida glifosato es "probablemente cancerígeno para los seres humanos", por lo que ha pedido eliminar su uso.

Greenpeace explica que al ser rociado en tierras de cultivo para evitar que insectos se acerquen, este compuesto penetra en el suelo, se filtra en el agua y sus residuos permanecen en los cultivos hasta que no los comemos.

Este químico fue desarrollado por primera vez por Monsanto de Bayer, a través de la marca Roundup. A la fecha enfrenta miles de demandas en varios países.

Con información de AFP y Reuters