Geek

Sexy pose de victoria de Tracer en Overwatch causa disgusto

TracerBlizzard

Jugadores creen que es innecesaria dada la naturaleza del personaje.

Una vez más la polémica estalla en el mundo de los videojuegos, una vez más por un personaje femenino y una vez más por la sensualidad del mismo; aquí te contamos la historia.

Desde hace unos días, Blizzard activó la beta de Overwatch en todo el mundo, con el fin de ver el desempeño del juego, arreglar errores y recibir un poco de retroalimentación por parte de los jugadores; curiosamente, una de las cosas que disgustó a los mismos no tenía nada que ver con el gameplay o diseño de juego, sino en una pose de victoria.

Tracer, la que es identificada como la cara del juego, tiene una pose que se llama "Over the shoulder", que la muestra de espaldas mirando sobre su hombro; si has puesto atención a diseño de personaje, sabrás que ella usa un traje de color amarillo/naranja que se ciñe a su cuerpo, lo que significa que sus glúteos se remarcan de manera evidente.

La chica en cuestión es descrita como alguien alegre, jovial, amistoso y hasta cierto punto, inocente, por lo que "Over the shoulder" rompe con su personalidad, al mostrarse demasiado sensual y ser rebajada un símbolo sexual, esto en la interpretación de Fipps, jugadora que hizo el comentario más fuerte en contra de la pose de victoria.

Sexy pose de victoria de Tracer en Overwatch causa disgusto

Asimismo, señala que no está en contra de la sexualización de los personajes; siempre y cuando esta vaya acorde a lo mostrado; menciona a Widowmaker como alguien a quien sí le queda este tipo de ademanes sensuales, que están fuera de lugar en Tracer.

Ante esto, Jeff Kaplan, director del juego, emitió un comunicado donde asegura que esta pose será retirada, pues ni él, ni el resto de su equipo tienen la intención de ofender al público o hacerlos sentir mal en algún sentido.

Como era de esperarse, surgió una respuesta contraria a la polémica. Jugadores y jugadoras señalan que "Over the shoulder" no es ofensiva en ningún sentido, pues está disponible en todos los personajes, incluidos los hombres y nadie ha reclamado en relación a ellos, o por lo menos no tan enérgicamente; llegando a señalar al propio Kaplan como cobarde y que esto es una muestra de que en la actualidad no existe la libertad creativa, pues alguien siempre se ofenderá por cualquier cosa.

Con información de Gizmodo.