Hace unos días se reportó que Ninja, el streamer más grande Twitch, abandonaba la plataforma debido a que necesitaba un descanso, avisando que no sabía cuándo o dónde regresaría.

Muchos de sus seguidores pensaron que Ninja sufrió un colapso debido a lo desgastante que pueden ser los directos en Twitch, abriéndose un debate acerca de la salud mental de streamers.

Sin embargo, todo indica que esto fue una estrategia de marketing, porque el pasado 8 de septiembre, Ninja anunció su regreso a la grande, no sólo a Twitch, sino en varias plataformas extra.

Ninja estará en Twitch, Twitter, Facebook, Instagram y TikTok, entre otras, haciendo directos e interactuando con sus seguidores, lo cual es contradictorio con su mensaje de hace poco.

Aunque también va un poco acorde a lo que Ninja publicó, al hacer hincapié en que no sabía el lugar en el que estaría a su regreso.

A mencionar que varias personas sospechaban que Ninja en realidad no sufrió un problema de salud mental, sino que todo era parte de una estrategia, ya que avisó que se “venían cosas grandes”.

Critican a Ninja por minimizar la salud mental

Obviamente este movimiento por parte de Ninja no fue muy bien recibido por muchas personas, pues les parece incorrecto que el streamer use la salud mental como estrategia de marketing.

Mucha gente se preocupó genuinamente por Ninja, pensando que como otros streamers y personalidades de internet, había sucumbido ante la presión.

Lo cual en los casos más extremos, provoca que una persona sufra de cansancio continuo, trastornos de sueño y alimenticios, así como cambios extremos en su humor.

[object Object]
[object Object]
[object Object]

Varios le han mencionado a Ninja que este tipo de problemas mentales son bastante comunes, sobretodo entre adolescentes y adultos jóvenes, que son quienes llegan a seguir al streamer.

Ninja no ha declarado nada al respecto, lo que indica que todo estuvo planeado así desde el principio y que, de momento, no parece que vaya a atender las críticas en su contra.

Asimismo, no se espera que la audiencia de Ninja en Twitch y demás plataformas tenga un descenso pronunciado, a pesar de esta estrategia polémica.

Con información de Ninja y Twitter.