19 de octubre de 2021 | 09:25
Geek

'Fortnite': Narcotraficantes se estarían infiltrando en el juego

Una investigación habría encontrado que narcotraficantes reclutarían a niños mediante 'Fortnite'. 
'Fortnite'
Compartir en

'Fortnite' es ya todo un fenómeno generacional, acaparando la atención principalmente de niños y adolescentes; sin embargo, esto ha sido aprovechado por personas malintencionadas, incluidos narcotraficantes, que se han infiltrado en el juego para reclutar a jóvenes.

De acuerdo con una investigación de medio británico "The Times", personas ligadas al narcotráfico estarían contactando a menores de edad en 'Fortnite'; usando tácticas de convencimiento y ganándose su confianza a base de PaVos, la moneda del juego.

Los delincuentes jugarían frecuentemente el título de Epic en "Quads" o "Duos", con el fin de ser emparejados con varios participantes; ahí identificarían a los jugadores de Fortnite que pudieran servir para actividades ilícitas, haciendo amistad en base a su carisma y regalos en la forma de los mencionados PaVos.

Jugadores de 'Fortnite' serían usados como mulas

La investigación de The Times señala que una vez ganada la confianza de los jóvenes en 'Fortnite', los narcotraficantes los citarían en un lugar para convertirlos en mulas; es decir, personas de bajo perfil que pasan o distribuyen droga.

La razón que se recurra a niños que juegan 'Fortnite' se debe a que estos despiertan pocas sospechas entre las autoridades, por lo que es más fácil que puedan manejar los paquetes con un riesgo bajo ante la presencia de policías.

De hecho se cita a Mattew Norford, quien trabaja con menores infractores, el cual señala el caso de un niño de 12 años, quien quedó de verse con un adulto que le ofreció PaVos, a cambio este le pidió que le guardara un paquete de estupefacientes; el joven ahora está involucrado en un caso de tráfico de marihuana.

Epic está consiente de este tipo de peligros, de ahí que se haya establecido un sistema de verificación de edad en Fortnite, el cual le da a los padres el control de las interacciones sociales que pueden tener los infantes en el juego; con el fin de que no se topen con este tipo de personas.

Con información de The Times.