La censura en 'Dragon Ball' podría terminar muy pronto

Gohan Dragon Ball Z
Gohan Dragon Ball ZToei Animation

Desde el estreno de 'Dragon Ball Super', la serie trató de evitar escenas sangrientas recurriendo a la auto censura; eso podría terminar muy pronto.

A pesar de las críticas al inicio, todo el mundo estuvo contento con el regreso de Goku en la serie y películas de 'Dragon Ball Super'; sin embargo, algo con lo que los fans nunca estuvieron de acuerdo fue con la censura a la sangre.

Ahora, sus críticas pudieron haber sido escuchadas; en el más reciente episodio del spin-off, 'Super Dragon Ball Heroes', se muestra una escena con Bardock sangrando de la cabeza y pecho, algo que ya no se había visto en los últimos años.

Esto ha sido tomado por los seguidores como el fin de la auto censura de la serie, regresando a la época de las primeras sagas, cuando no había problema con mostrar a los personajes con daño en su cuerpo. 

¿Por qué ya no había sangre en 'Dragon Ball'?

Aunque la serie de Akira Toriyama no se caracteriza por ser muy explícita en cuestiones de violencia animada, la saga 'Z' no tenía empacho en mostrar algunas escenas sangrientas, así como el daño en sus personajes.

En 'Super' las cosas cambiaron. A pesar de las grandes explosiones y peleas intensas, Goku y compañía jamás sangraron, simplemente mostraban rastros de suciedad en sus rostros y cuerpos; incluso el Maestro Roshi ya no arrojaba sangre de la nariz, en su lugar expulsaba vapor.

Goku derrotado en Dragon Ball Super
Goku derrotado en Dragon Ball SuperToei Animation

Esto se debe a que Toei Animation decidió hacer más amigable la franquicia, volviéndolo un producto familiar; mientras que 'Z' estaba pensado para adolescentes, 'Kai' y 'Super' tiene como público objetivo a los niños y sus padres.

De ahí que el estudio eliminara todo rastro de elemento gráfico de la franquicia, más aún al ser un producto de exportación, pues son conocidas las historias de la censura que sufren ciertos animes al llegar a tierras occidentales.

Con información de Twitter.

0
comentarios
Ver comentarios