Hidebochi es un hombre de 59 años, dueño de una tienda de comida desde hace 32, quien utilizó sus conocimientos en carpintería para fabricar un Totoro de 3 metros para sus nietas, Ringo y Mei, quienes se mudan con él desde Canadá. Las niñas nacieron en el país americano, por lo que no conocen nada de la nación de su abuelo, la estatua de madera tiene como fin hacer más fácil la transición.

El casi sexagenario japonés no sólo recreó al personaje; interpretó toda una escena de la película de Studio Ghibli donde aparece (Mi Vecino Totoro), pues lo instaló en una parada de"gatobus" sosteniendo un paraguas, tal y como se puede ver en el filme. Aquí te dejamos unas imágenes y el video de cómo fue el proceso de construcción.

Si un día pueden ir a Japón, este Totoro de tamaño real se encuentra cerca de la estación de tren Koshiyama, en la región de Mihama; pueden visitarlo todos los días hasta las 5:30 de la tarde.

Con información de Anime News Network.