25 de septiembre de 2021 | 03:30
Geek

Arabia Saudita compra acciones de EA, Activision y Take-Two

El actual gobierno de Arabia Saudita está muy interesado en la industria de los videojuegos.
Rockstar presenta parte de lo que podrás encontrar en la nueva versión de su juego.
Compartir en

El Fondo de Inversión Pública de Arabia Saudita hizo una serie de movimientos relacionados a la industria del videojuego; el gobierno de aquél país compró 67 mil millones de pesos (3.3 mil millones de dólares) en acciones de EA, Activision y Take-Two.

Arabia Saudita segmentó sus inversiones de la siguiente manera: 26 mil mdp (1.3 mil mdd) en Activision, con lo que ahora son dueños del 3.5%; 20 mil mdp (mil mdd) a EA, siendo el 2.6% de la empresa; y 16 mil mdp (825 mdd) a Take-Two, que representa el 3.5% de las acciones.

No es la primera vez que el gobierno saudí hace incursiones bursátiles referentes a los videojuegos, apenas en diciembre de 2020 se dio a conocer que adquirió el 33.3% de SNK, creadora de 'The King of Fighters', convirtiéndose en el accionista mayoritario de la empresa.

El príncipe de Arabia Saudita es fan de los videojuegos

Las razón detrás de este interés repentino de Arabia Saudita por los videojuegos se debe a que el príncipe Mohammed bin Salman gusta mucho de los interactivos, por lo que busca la manera de adentrarse en dicha industria.

Sin embargo, no es un mero capricho del gobernante, pues todo va acorde al plan de crecimiento de Arabia Saudita, conocido como "Vision 2030", el cual tiene como objetivo diversificar la economía del país para dejar de depender del petróleo.

Mohammed bin Salman ve a los videojuegos como un activo que generará muchos rendimientos en el futuro cercano, tomando en cuenta el crecimiento acelerado que ha tenido la industria a lo largo del planeta.

Muestra de ello es que países como Japón han basado parte de su economía en este entretenimiento, mientras que China y Corea del Sur lo han integrado a sus planes de crecimiento desde hace 10 años, con muy buenos resultados generales.

Con información de Eurogamer.