Estilo de vida

Caravaggio: Posible cuadro del artista estuvo a punto de ser subastado

CaravaggioEspecial

En España una subasta de un cuadro, que al principio se pensaba era obra de José de Ribera, fue detenida porque podría ser de Caravaggio.

El diario italiano 'La República' ha informado que en España se tenía planeado realizar una subasta para un cuadro que en un inicio se pensaba que era obra de José de Ribera.

Sin embargo, esta subasta fue detenida porque existen posibilidades de que el cuadro sea una auténtica obra de Caravaggio.

Cuando el cuadro fue atribuido a José de Ribera, su precio estimado era de casi 36 mil pesos mexicanos (mil 500 euros). Por el contrario, si se tratara de una obra de Caravaggio el valor de este cuadro se incrementaría.

José Manuel Rodríguez Uribes, El Ministro cultural de España, informó en Madrid que la decisión de detener la subasta fue tomada para evitar que el cuadro salga de España.

El Ministro Español además informó que la Dirección General de Bellas Artes del Ministerio y la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes se reunió para declarar el cuadro como inexportable.

José Manuel Rodríguez Uribes también dio a conocer que el gobierno español necesitaba actuar con gran rapidez para poder evitar la salida de otro cuadro de Caravaggio. Tal como ocurrió en la década de los 70´s, cuando un cuadro de este artista fue subastado y desde entonces se encuentra en la ciudad de Cleveland en Estados Unidos.

“En todo caso es un cuadro muy valioso, ojalá sea un Caravaggio”José Manuel Rodríguez Uribes

¿Por qué los expertos creen que se trata de una obra de Caravaggio?

Los expertos argumentan que el cuadro es un "Ecce Homo" del Siglo XVII, un óleo sobre lienzo, de 111 por 86 centímetros

Ellos también opinan que este cuadro, tiene toda la pinta de ser de Caravaggio, lo que supondría el descubrimiento de un nuevo dato sensacional de la historia de este pintor.

Además se le pidió a María Cristina Terzaghi, una de las más grandes estudiosas de Caravaggio que acudiera a Madrid exclusivamente para ver la obra.

Luego de que Terzaghi, revisara la obra con minuciosidad opinó que no le quedaban dudas de que este cuadro perteneciera a Caravaggio.