22 de septiembre de 2021 | 11:46
Estilo de vida

Rinoceronte Blanco del Norte está por extinguirse; crean 12 embriones para salvar la especie

Un grupo de científicos creó un total de 12 embriones de rinoceronte blanco del norte, especie africana que está en grave peligro de extinción.
Rinoceronte Blanco
Compartir en

El rinoceronte blanco del norte, la mayor de las cinco especies de rinocerontes, es una de las especies en peligro de extinción.

Lamentablemente, durante el pasado 2018 murió el último rinoceronte blanco del norte macho. Además, actualmente solo quedan dos rinocerontes hembras de esta especie: Najin y su hija, Fatu.

Esto ha ocasionado gran preocupación de los expertos, pues desean preservar la especie de gran importancia para el ecosistema.

Grupo de científicos crea 12 embriones para salvar a los rinocerontes

Desde hace dos años, un grupo de científicos se dio a la tarea de crear embriones con la finalidad de salvar a la especie africana, de la extinción.

Actualmente, las rinocerontes Najin y Fatu están completamente protegidas en la reserva keniata de OI Pejeta.

Antes de que murieran todos los machos de esta especie, los científicos pudieron adquirir gametos de varios machos.

Fue la compañía BioRescue, una asociación de científicos y ecologistas, pudieron conseguir 80 ovocitos de varios rinocerontes blancos del norte machos.

Fue de ese modo que, luego de un gran esfuerzo, lograron juntar los ovocitos con los gametos; para así crear un total de 12 embriones.

Implantar los embriones en las hembras no es posible debido a que ellas no están en óptimas condiciones

A pesar de que esta noticia pudiera resultar esperanzadora, es importante mencionar que no es posible implantar los embriones en las rinocerontes hembras.

Esto debido a que Fatu presenta lesiones degenerativas en el útero. Mientras que Najin tiene problemas de motricidad en las patas traseras, lo que le impide quedar preñada.

Los científicos optaron por implantar los embriones en hembras rinoceronte blanco del sur

A pesar de que las dos rinocerontes no puedan someterse a un proceso de gestación, los científicos coincidieron en que no se podían “desaprovechar” los embriones.

Así que optaron por implantarlos en hembras rinoceronte blanco del sur, las cuales han sido previamente seleccionadas.

Por su parte, Richard Vigne, director del OI Pejeta, reconoció que estarían experimentando genéticamente con los rinocerontes blancos; por lo que “cualquier cosa podría salir mal”.

“Estamos haciendo cosas vanguardistas desde un punto de vista científico, experimentando genéticamente con los últimos rinocerontes blancos norteños del planeta: muchas cosas podrían ir mal”

Richard Vigne

Sin embargo, prefiere mantenerse optimista ante la posibilidad de que todo salga de acuerdo a lo planeado

“Nadie pretende que sea fácil, pero creo que hay buenas posibilidades de que sea un éxito”

Richard Vigne