Estilo de vida

Crece literatura protagonizada por gatos

GatosInstagram

Este tipo de literatura sigue prosperando y hasta podríamos esperar que en los próximos años haya películas o series con la misma temática.

Parece que los gatos lo han invadido todo, no sólo internet, ya están llegando a la literatura, se trata de los cozy mysteries (misterios cómodos), historias donde gatos ayudan a resolver misterios de asesinatos.

La escritora Sofie Kelly ha cosechado con éxito este nuevo género haciendo que una bibliotecaria, Katheen Paulson la heroína de sus novelas, la joven tras encontrar un cadáver cerca de una cafetería se dio cuenta de que sus felinos tiene poderes mágicos, así los animales se convierten en detectives de cuatro patas.

Su gato Owen puede hacerse invisible, mientras Hércules logra atravesar paredes, así que es tan sólo una cuestión de tiempo que esta bibliotecaria de una ciudad pequeña pueda atrapar al asesino, la novena de nombre Sleight of Paw es la historia que enmarca esta singular situación.

Los cozy mysteries han tenido tanto éxito en Estados Unidos que se han formado subgéneros, son diferentes historias que se desarrollan en la cultura de los restaurantes, o los protagoniza un profesor, un jardinero o bibliotecaria, lo que nunca falta es un perro o gato.

Sin embargo, los autores no han decidido si los animales hablan en la trama de historia o no. Para Shirley Rousseau Murphy el tema está claro. A mí me gusta un toque de magia en mis libros, dijo esta escritora, quien reside en California, al hablar del gato negro Joe Grey, el cual piensa como un persona en sus libros.

Pero el debate entre los lectores ha escalado mucho: un usuario escribió en el portal Amazon (que vende los libros online): ¿Deberíamos creer también que pueden casarse (los gatos)  sin partida de nacimiento, sin número de seguridad social y demás documentación, que pueden conducir y encontrar un trabajo? Entonces se convertirían en personas con problemas humanos.

El debate ha llegado hasta la Cat’s Writers Association (CWA), la asociación de autores que escriben sobre gatos, sí existe, y cuenta con al menos 300 miembros, quienes señalan que muchos les horroriza pensar en gatos que hablan.

Sin embargo, pese a las críticas, este tipo de literatura sigue prosperando y hasta podríamos esperar que en los próximos años haya películas o series con la misma temática.

Con información de La Jornada