Estilo de vida

Niños en México tienen redes sociales sin que sus padres lo sepan 

Teléfono móvilCrisanta Espinosa / Cuartoscuro

Un estudio revela que la mayoría de menores de edad han abierto perfiles en redes sociales sin la supervisión de un adulto

Las redes sociales se han convertido en uno de los mayores pasatiempos y, debido al confinamiento por la pandemia de Covid-19, su uso ha aumentado exponencialmente.

Sin embargo, el uso de redes como Facebook, WhatsApp, Twitter, Instagram, Snapchat o TikTok no se limita a jóvenes y adultos sino que se ha extendido entre niños a pesar de que muchas de esas plataformas advierten que su uso debe ser a partir de los 13 años.

De acuerdo al más reciente estudio realizado por la compañía de ciberseguridad Kaspersky y la compañía CORPA (como parte de su campaña ‘Niños Digitales’) realizado en México, Perú, Argentina, Brasil, Chile y Colombia se ha demostrado que el 48% de los niños en México posee una cuenta en redes sociales y de éstos, el 10% de sus padres desconoce que la tienen y lo que comparten en ellas.

El 39% de los niños creó su perfil por su cuenta o sin supervisión parental. En tanto, el 9% de los perfiles fue creado por sus padres y son ellos quienes lo administran.

Asimismo, uno de cada cuatro padres monitorea las redes sociales de sus hijos siendo México el área ción promedio más bajo de los países latinoamericanos aunado a que el 35% de los padres desconoce las contraseñas de sus hijos.

Según los adultos encuestados en México, lo que más comparten los menores públicamente en sus perfiles -YouTube, Facebook o Instagram- es la información sobre sus hobbies o actividades favoritas (74%), fotografías del hogar (7%) y datos personales de amigos o parientes (8%)

Los datos del estudio y su familiaridad con las redes sociales y la tecnología destacan que el 40% de los niños tuvo un primer acercamiento con algún dispositivo inteligente antes de los 6 años; mientras que el 71% tuvo su primer tablet o smartphone antes de los 10 años.

Casi la mitad de estos niños utilizan estos dispositivos para divertirse (43%) y luego para comunicarse con otras personas (14%). El estudio también reveló que al menos el 15% de los niños pasa más de cuatro horas conectado a Internet desde un dispositivo móvil.