Estilo de vida

Drive-In Disco: Así van de antro en Alemania durante la pandemia

AutoPixabay

Un club alemán ha encontrado la manera para salir de fiesta: toque la bocina si la está pasando bien

En un momento de distanciamiento social, los jóvenes continúan buscando formas que les permitan continuar con su vida lo más parecido posible a antes del coronavirus. Y una de ellas es ir de antro en cuarentena, pero ¿cómo?

Verán, en Alemania revivió el concepto Drive-In Disco y un video de la experiencia se está haciendo viral a través de Twitter. Se trata de una idea de Index, los pioneros del autocine durante el aislamiento. 

Coquetean desde el auto y escriben sus números en globos

Resulta que hay pocos dispositivos de distanciamiento mejores que la puerta de un automóvil y en Schüttorf, una pequeña ciudad alemana, lo están aprovechando. Colocan el escenario al frente, los asistentes se estacionan detrás y escuchan desde allí a los músicos y al DJ.

Por supuesto, se lleva a cabo todos los sábados para regresar al cerebro la idea de prepararse para salir el fin de semana. El personal deambulan por los pasillos vendiendo todo tipo de productos y los autos están estacionados cerca para poder apreciar a las personas que se encuentran al rededor. Eso sí, nadie puede bajar.

And in Germany: A drive-in disco. There might not be a dance floor, but there's flirting — people write their numbers on balloons and hold them up to nearby cars. Or, "we scream at them," one young woman said. "Then you meet them in the toilet." https://t.co/Xe0Fsrzwbi pic.twitter.com/XJi0Q0xi38

— The New York Times (@nytimes) June 12, 2020

Los invitados llegan a las 9 de la noche y la música termina a las 12 para no molestar a los vecinos. El único momento en que los invitados pueden ingresar al club es ir al baño, y aún así, deben usar máscaras para cumplir con las medidas de distanciamiento. En cuanto al ligue, coquetean desde el carro y escriben sus números en globos.

No hay baile, pero los eventos han demostrado ser sorprendentemente populares, a pesar de la falta de contacto físico. Al último llegaron más de 100 automóviles, algunos incluso adornados con luces para la ocasión, mientras que los clubes nocturnos esperan reabrir sus pistas hasta el 2021.