Estilo de vida

Crean escultura de vulva gigante en Brasil

Estructura DivaInstagram @juliana_notari

La escultura de una vulva instalada en el parque-museo Usina das Artes causó polémica debido a su explicitad

En Brasil, una escultura instalada en el parque-museo Usina das Artes, está causando polémica entre ciudadanos e internautas debido a que esta es la reproducción en gran escala de la vulva de una mujer.

Esta gigantesca escultura de resina nombrada “Diva” por la artista Juliana Notari, su creadora, mide 33 metros de largo y once de ancho, y se produjo a partir de una excavación de seis metros de profundidad en la tierra, y está expuesta a cielo abierto en treinta hectáreas de un azucarero desactivado.

De acuerdo con la artista, esta escultura es una forma de “dialogar con preguntas que se refieren a la problematización del género desde una perspectiva femenina combinada con una cosmovisión que cuestiona la relación entre naturaleza y cultura en nuestra sociedad occidental falocéntrica y antropocéntrica”, compartió en su Instagram.

Pues mencionó que estos problemas son cada vez más urgentes y es necesario cambiar la perspectiva para lograr una estancia en la tierra y en la sociedad menos desigual y catastrófica.

Sin embargo, desde que esta estructura apareció en redes, ha recibido una avalancha de críticas, las cuales destacan prejuicios, enojo, e incluso se ha mencionado la genitalización, lo cual alega, que la obra refuerza un asunto binario.

Sobre las críticas, Notari aclaró que no se ha dejado afectar, pues en Europa ha sido bien recibida, que los niños creen que es una flor o una hoja, lo cual es verdad pues esta obra tiene relación con la tierra pues esta “genera vida, da fruto, y esa relación es muy próxima con la mujer, pero no excluye a los transexuales" afirmó.

Creación de la escultura “Diva”

Diva es un Land art, una enorme excavación en forma de vulva / herida de 33 metros de alto, 16 metros de ancho y 6 metros de profundidad, cubierta con hormigón armado y resina” describió la artista creadora.

Para el proceso de creación fueron necesarios casi 11 meses, debido a que 'Diva' fue hecha a mano; y es que una excavadora no permitía esculpir con precisión los relieves que necesitaba la escultura, así que se utilizó el trabajo de más de veinte hombres.

Este proyecto fue coordinado por Bruna y Ricardo, y fue el resultado de un acuerdo entre la Usina de Arte y el Museo de Arte Moderno Aloisio Magalhães.