Estilo de vida

¿Guardas las cebollas en el refrigerador? Por esto no deberías hacerlo

CebollasPixabay

Aunque es una práctica común, el guardar las cebollas en el refrigerador podría acabar con todos sus nutrientes.

Por lo general, guardamos la fruta y verdura en el refrigerador, esto con el fin de que no se eche a perder; sin embargo, hacer esto podría arruinar las propiedades de estos alimentos, siendo las cebollas las más afectadas.

CebollaPixabay

Resulta que el ambiente frío y húmedo del refrigerador, provoca que los nutrientes de las cebollas cambien de manera radical, convirtiéndose en su mayoría en glucosa. Curiosamente, sin no se refrigeran, estas sirven para controlar el azúcar en gente con diabetes.

Ese cambio químico provoca que la misma constitución del vegetal se modifique, pues en lugar de tener una consistencia dura, se vuelve blanda y pastosa, además de que su olor se hace más fuerte, mismo que puede adherirse al mismo refrigerador y otro tipo de alimentos.

Las cebollas pueden permanecer un mes sin refrigerarse

Algo que pocos saben es que las cebollas pueden conservarse hasta por un mes sin necesidad de refrigeración; con que estén en un lugar fresco, que no de mucha luz y a temperatura ambiente, sus nutrientes se mantienen y no hay riesgo de que se echen a perder.

De hecho, se recomienda ponerlas en la alacena o dentro del horno de la estufa, si es que se cuenta con uno.

CebollaPixabay

Aunque a muchos les desagrade su sabor o consistencia, la cebolla es parte fundamental de la alimentación en varios países del mundo, pues es rica en minerales, calcio, magnesio, zinc, potasio y vitaminas A, B, C y E, además de que es un sazonador natural en distintas comidas, como es el caso de la mexicana.

De hecho, su consumo es recomendado por la Fundación Española de la Nutrición, debido a que cuenta con glucoquinina, que ayuda a reducir el azúcar en la sangre; además de que tiene propiedades diuréticas y antisépticas para el organismo.

Con información de Noticieros Televisa.