22 de septiembre de 2021 | 10:02
Estilo de vida

Dietas más saludables promueven que se formen más pedos

Las personas con dietas más saludables tienden a tener más expulsiones de flatulencias.
Dieta saludable
Compartir en

De acuerdo con un estudio publicado en la revista ‘Nutrients’, las personas con dietas más saludables tienden a tener más expulsiones de pedos.

Esto se debe a que los alimentos más nutritivos de estas dietas tienen más bacterias saludables las cuales se instalan en los intestinos.

Dietas saludables generan mayor acumulación de gases estomacales

Según el estudio, las dietas ricas en: frutas, verduras, cereales y legumbres producen alrededor de un 50 por ciento más de gases estomacales, entre otros efectos.

Y es que las dietas enriquecidas con fibra y plantas, como lo es la mediterránea, generan bacterias en los intestinos que fermentan, como: ‘Anaerostipes hadrus’ y ‘Agathobaculum butyriciproducens’.

Esta fermentación le permite al intestino producir los nutrientes que necesita para alimentarse; sin embargo, en su proceso crea mayor:

  • Número de pedos
  • Sensación de flatulencia y borborigmos o ruidos intestinales
  • Volumen de gas después de comer
  • Contenido colónico

Por lo cual los investigadores determinaron que los pedos y las heces abundantes son un indicador de bacterias intestinales sanas y buen funcionamiento digestivo.

¿Cómo se realizó el estudio de los pedos y su relación con dietas saludables?

Para saber cómo afectaba la comida el funcionamiento digestivo, se realizaron varias pruebas comparando una dieta tipo occidental y una dieta mediterránea enriquecida con fibra.

En esta prueba participaron 20 hombres de entre 18 y 38 años, a quienes se les administró una misma dieta durante 2 semanas; y durante ese tiempo se les tomó registro de:

  • Evacuaciones de pedos
  • Sensaciones digestivas
  • Volumen de gas evacuado después de una comida de sonda
  • Contenido colónico
  • Taxonomía de la microbiota intestinal
  • Funciones metabólicas

Y los resultados señalaron que la dieta mediterránea desarrolla, según los “los perfiles de metabolitos urinarios y la abundancia de vías metabólicas microbianas” un mejor metabolismo.

Además, ambas dietas fueron bien aceptadas por el organismo y asociadas con un estado de ánimo positivo.