Estilo de vida

Científicos crean cubrebocas que se prende cuando detecta coronavirus

CubrebocasGetty Images

Los expertos en biotecnología utilizan una investigación publicada en 2016 para detectar el virus del Zika

Investigadores del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) y de la Universidad de Harvard, trabajan en el desarrollo de un cubrebocas capaz de detectar el virus de Covid-19. Los científicos adaptan una tecnología utilizada con anterioridad para identificar casos de Zika.

En 2014, los investigadores del MIT desarrollaron sensores para identificar el virus del Ébola. Al estudio se sumaron los expertos en biotecnología de Harvard para adaptar las investigaciones ante la amenaza del virus de Zika, con un estudio publicado en el sitio especializado Cell.

Researchers from MIT and Harvard University are developing a face mask that would emit a “fluorescent signal when a person with the coronavirus breathes, coughs, or sneezes.” via @businessinsider https://t.co/4nGrNsPS8Q

— Massachusetts Institute of Technology (MIT) (@MIT) May 15, 2020

En medio de la pandemia por Covid-19, los científicos de Harvard y el MIT desarrollan un cubrebocas que podrá detectar el virus cuando una persona respire, tosa o estornude. Los investigadores tienen como objetivo que la mascarilla produzca una luz fluorescente cuando entre en contacto con la saliva.

El proyecto se encuentra en su fase inicial, ya que los desarrolladores evalúan la posibilidad de agregar sensores directamente en los cubrebocas o adaptar un módulo por separado, que sea capaz de adaptarse a cualquier mascarilla comercial.

#YoMeInformo
El uso de la mascarilla debe ser el adecuado para aumentar su efectividad. Lávate las manos antes de ponerla y al quitarla y evitar tocarla mientras las usas o ponerla en el cuello. #OnuMxCOVID19 pic.twitter.com/6gdp1S9yaV

— ONU Noticias México (@CINUmexico) May 6, 2020

Los sensores fueron creados con material genético que se une al virus, y a su vez se adhiere a la tela con la ayuda de un liofilizador, que deshidrata los materiales por medio de la congelación. Con este proceso, la tela absorbe la humedad del material genético sin matarlo.

Los sensores se activan mediante la humedad de partículas de saliva y la secuencia genética del virus. Al identificar estos elementos, el cubrebocas enviará una señal que podría tardar hasta tres horas para emitir la luz fluorescente que solo se puede observar con un instrumento llamado fluorímetro.