Estilo de vida

Mascarillas N95 con forma de concha funcionan mejor que las planas: Estudio

Mascarilla N95Pixabay

Existe una alta tasa de falla en cubrebocas de pico de pato o planos

Un estudio publicado en la revista médica Jama, sostiene que los cubrebocas N95 con forma de concha funcionan mejor que los planos o "pico de pato" que habitualmente se encuentran en farmacias y mercados.

El departamento de emergencias de la Universidad de California en San Francisco, Estados Unidos, encontró que existe una alta tasa de falla en las mascarillas que no tienen forma de concha, sobre todo cuando se utilizan con frecuencia. 

Los de forma de concha son los mejores

Para ello, los análisis realizados del 4 al 6 de abril de este 2020 se basaron en el uso de ambos tipos de cubrebocas en 68 trabajadores de la salud (médicos, enfermeras, enfermeras practicantes, médico asistentes y técnicos de atención al paciente) que aprobaron el experimento.

No obstante, cuando se les colocó la mascarilla plana o con "pico de pato" y además se inició una campana estandarizada, los elementos reprobaron. En consecuencia, los investigadores creen que los sistemas de salud deben evaluar de cerca el ajuste N95 durante el uso prolongado o la reutilización, y limitar el uso de la máscara de pico de pato si no hay alternativas disponibles.

Las mascarillas N95 que tienen forma de concha funcionan mejor que las planas o de “pico de pato”. https://t.co/9Wq5kFUZA4

— Alejandro Macias (@doctormacias) June 6, 2020

Esto, porque las fallas que se dieron en el cubrebocas con forma de concha se debieron a su reutilización excesiva, lo que sugiere un nuevo estudio para determinar cuál sería el tiempo de uso adecuado entre profesionales de la salud, quienes atienden en primera línea a los enfermos de Covid-19.

Asimismo, los expertos apuntan que los datos sobre las mascarillas todavía son limitados, por lo que es necesario saber la duración del uso y el número de donaciones, pues probablemente estén correlacionados. Finalmente, advierten que el reporte fue diseñado para detectar fallas en la máscara con base en pruebas de ajuste cualitativas, y las pruebas de ajuste fallidas pueden no necesariamente resultar en un aumento de las tasas de infección".