31 de julio de 2021 | 01:24
Estilo de vida

Coronavirus podría llegar al cerebro a través de la nariz

Esto explicaría algunos de los síntomas neurológicos detectados en pacientes con Covid-19
Prueba Covid-19
Compartir en

Un estudio realizado por investigadores del Charité, de los hospitales universitarios más grandes de Europa, encontró que el coronavirus llega al cerebro por la nariz, lo que explicaría algunos de los síntomas neurológicos que se han observado en pacientes con SARS-CoV-2.

Publicada en la revista Nature Neuroscience, la investigación requirió de 33 autopsias a fallecidos por coronavirus; 22 hombres y 11 mujeres con una edad media de 71,6 años, analizando sus cerebros y nasofaringe (parte superior de la garganta detrás de la nariz). Este último un lugar que podría ser un posible primer foco de infección y replicación.

Los resultados arrojaron niveles más altos de ARN viral en la membrana mucosa olfativa, donde se encuentran las células nerviosas y reside el sentido del olfato. Además, se observó que la duración de la enfermedad estaba inversamente relacionada con la cantidad de virus detectado, y que cuanto más altos eran los niveles de ARN del coronavirus, menos duraba.

Asimismo, encontraron proteínas del SARS-CoV-2 (la que permite liberar el genoma viral en el interior de la célula que va a infectar) en ciertos tipos de células de la capa mucosa olfatoria, donde podría aprovechar la proximidad del tejido endotelial y nervioso para llegar hasta el cerebro.

Además, en algunos pacientes se encontró esta proteína del coronavirus en células que expresan marcadores de neuronas, lo que sugiere que las neuronas del olfato podrían estar infectadas, al igual que otras zonas del cerebro que reciban señales olfativas y gustativas. También se halló el virus en otras áreas del sistema nervioso, incluida la médula oblonga; principal centro de control de las funciones respiratorias y cardiovasculares del cerebro.

Pero aunque el estudio podría ser útil a la hora de diagnosticar y de aplicar medidas de prevención del contagio, los investigadores llevarán a cabo más autopsias con una amplia gama de muestras para identificar los mecanismos precisos que median la entrada del coronavirus en el cerebro, así como otros posibles puertos de llegada.