Estados

Maestra asesinó a sus hijos de 4 y 9 años en Tijuana

Maltrato infantilGuillermo Perea / Cuartoscuro

La maestra Zaira Viridiana intentó suicidarse tras matar a sus hijos Alejandro y Naara en Tijuana, Baja California.

México.- La maestra Zaira Viridiana asesinó a sus hijos de 4 y 9 años en Tijuana, Baja California, tras cometer el crimen intentó suicidarse la madrugada del sábado 2 de diciembre. Por el crimen, la maestra purgaría 60 años en la cárcel debido a la comisión del delito de homicidio calificado agravado por razón de parentesco.

El hallazgo de los cadáveres de ambos niños se hizo durante la tarde dentro de la casa de la familia en la colonia Villafontana, donde identificaron a las víctimas como Alejandro Said y Naara Melissa, quienes llevaban horas muertos, de acuerdo con la confirmación que hicieron los paramédicos al arribar al lugar.

La madre de los niños narró a los oficiales de la Policía Municipal de Tijuana que asfixió a sus hijos con una almohada mientras estos dormían durante la madrugada del sábado 2 de enero, tras lo que intentó suicidarse con un cuchillo de cocina.

La investigación del caso quedó bajo competencia de la Fiscalía General del Estado de Baja California, mientras ambos padres –quienes llevan dos años separados- fueron detenidos para ser presentados ante la autoridad correspondiente, destaca Zeta.

Maestra enfrentaría de 20 a 60 años de cárcel por asesinato de sus hijos

Zaira Viridiana se desempeñaba presuntamente como maestra de Ética, por lo que habilitó un canal en YouTube para mantener comunicación con sus alumnos, recupera El Imparcial.

De acuerdo con Hiram Sánchez Zamora, fiscal central de la Fiscalía General del Estado, la mujer de 33 años fue acusada por su exexposo de haber cometido el asesinato de los hijos de ambos, luego de que se encontraran cartas dirigidas a él y la madre de Zaira.

La mujer fue sometida a exámenes toxicológicos que resultaron negativos a alcohol o drogas en su cuerpo, por lo que el Ministerio Público busca que sea vinculada por el delito de homicidio calificado con una sentencia de entre 20 a 60 años de cárcel.