Estados

Detienen a Raymundo Romero, secretario de gobierno de César Duarte

Raymundo Romero MaldonadoEspecial

Raymundo Romero intervino en la autorización de la compra venta de un predio a un sobreprecio de 20 millones de pesos, señala la fiscalía de Chihuahua

Raymundo Romero Maldonado, quien fuera secretario de Gobierno en la administración de César Duarte (2010-2016), fue detenido por autoridades de Chihuahua. Contra él se ejecutó una orden de aprehensión por su probable responsabilidad en los delitos de peculado agravado y tráfico de influencias en perjuicio del erario estatal cometidos durante su gestión (2012-2015).

En el marco del operativo “Justicia para Chihuahua”, la Fiscalía General del Estado (FGE) de Chihuahua informó que obtuvo evidencia de que Raymundo Romero intervino en la autorización de la compra venta de un predio rústico ubicado en Guachochi a un sobreprecio de 20 millones de pesos entre octubre de 2013 y abril de 2014.

Raymundo, de acuerdo con la FGE, habría influido en diversos funcionarios del Comité Inmobiliario para que aprobaran la adquisición. Esta operación se habría llevado a cabo “en virtud de compromisos personales atribuidos al entonces gobernador” César Duarte, subraya la fiscalía.

El ex secretario estatal será puesto a disposición del Tribunal de Control del Distrito Judicial Morelos.

Raymundo Romero prometió transparencia

Raymundo Romero MaldonadoEspecial

Al asumir el encargo de la Secretaría de Gobierno de Chihuahua el 6 de enero de 2012, Raymundo Romero se comprometió a garantizar lealtad y transparencia a través de un apolítica de puertas abiertas con todos los sectores de la población.

Raymundo Romero Maldonado sustituyó en el cargo a Graciela Ortiz, luego de que esta se integrará al Comité Ejecutivo Nacional del PRI; al inicio de la administración de César Duarte Jáquez se desempeñó como titular de la Dirección de Tránsito del 2010 al 2012.

Como secretario de Gobierno, Romero Maldonado permaneció hasta el 4 de febrero de 2015 cuando fue sustituido por Mario Trevizo Salazar.

Durante su gestión, Amnistía Internacional exigió a Raymundo Romero garantizar la seguridad de la familia de Ismael Solorio Urrutia y otros integrantes de El Barzón, luego del homicidio del activista y de su esposa Manuela Solís Contreras el 22 de octubre de 2012. Hasta octubre de 2018, el crimen continuaba impune.