19 de septiembre de 2021 | 00:15
Ediciones Locales

Protesta personal de salud que atiende Covid-19 en Tijuana

La mitad de los trabajadores del Hospital General de Tijuana no tienen prestaciones ni un salario digno, acusaron los manifestantes.
Manifestación de personal de salud
Compartir en

México.- Personal de salud que atiende el coronavirus Covid-19 en el Hospital General de Tijuana, Baja California, se manifestó este 19 de enero de 2021, para exigir mejores condiciones laborales.

Los trabajadores del hospital acusaron que de los 600 empleados existentes, 300 laboran sin esquemas que cubran incidencias, seguros, Insabi, o contrato fijo, y además carecen de salarios dignos, plazas, acceso a servicios de salud, vacaciones y aguinaldo. Todo esto mientras atienden con horarios extendidos la pandemia de coronavirus.

Un empleado citado por El Imparcial explicó que hay trabajadores que tienen jornadas de más de 12 horas, por 4 mil 749 pesos a la quincena, sin prestaciones ni garantías ni posibilidad de pedir un periodo de descanso. Y en promedio atienden 6 pacientes con coronavirus en estado grave, durante su horario.

Los quejosos argumentaron que llevan casi un año esperando que se mejoren las condiciones, y solo reciben respuestas a medias, como “que ya se está gestionando”. Se esperaban resultados hacia finales de 2020, en especial sobre la basificación, pero no hubo acuerdos, manifestaron.

Los empleados indicaron que fueron contratados por el Instituto de Salud para el Bienestar y renuevan contrato cada 3 meses pese a que se les prometió plaza fija. La manifestación se dio durante la mañana, de las 07:00 horas de Tijuana hasta las 09:00 horas.

Coronavirus en Baja California

El coronavirus ha pegado fuerte en Baja California. Hasta este 19 de enero se reportaban un total de mil 128 casos activos de la enfermedad y 6 mil 232 muertes desde el inicio de la pandemia.

Tijuana, a su vez, reportó el pasado 17 de enero una ocupación hospitalaria del 78 por ciento, pero hace semanas tenía más del 90 por ciento de camas ocupadas, con un trabajador de enfermería atendiendo hasta 7 pacientes intubados.

A los trabajadores que actualmente encabezan las protestas los están cubriendo empleados con base y sindicalizados, por lo que aumentó la carga laboral para estos.