Famosos

Hija de Mónica Garza recae en ideas suicidas y depresión

Mónica Garza y Matilda@lagarcita

Todo parece indicar que a "Matilda la muerta", como se hace llamar la hija de la periodista le afectó la cuarentena.

Matilda Ávila Garza de 23 años de edad, es la hija de la periodista Mónica Garza, la joven desde su juventud ha padecido problemas de ansiedad y depresión, llevando así una vida muy dura.

Se sabe que debido a la contingencia, se han agravado sus problemas, por lo que la madre de la chica está muy preocupada tanto por su salud como por su vida. De acuerdo a la revista TV Notas se dio a conocer que Matilda se encuentra sumida en una gran depresión que la ha llevado a atentar contra su propia vida al mezclar antidepresivos con los fuertes medicamentos que toma.

Una amigo cercana a la familia reveló que Matilda la muerta como se hace llamar en redes sociales lleva más de siete años con problemas de personalidad, pues a los 18 llegó a hacerse cortadas en los brazos con una navaja.

Recordemos que hace cuatro meses ella confesó que desde los 16 años le diagnosticaron trastorno límite de la personalidad, quiso desahogarse por medio del blog que tiene y de alguna manera explicar a qué se debe su comportamiento.

Ahí explicó que es un padecimiento mental en el que una persona tiene emociones extremas que la llevan a actuar de manera impulsiva sin medir las consecuencias. Desde que la diagnosticaron con este trastorno, Mónica Garrza ́ ha hecho hasta lo imposible para que reciba la mejor atención médica.

Sin embargo con el confinamiento su trastorno le pegó más fuerte, le dio una mayor ansiedad y depresión. Tuvo que dejar de trabajar y eso le causó un caos en su mente. Durante esta pandemia se sabe que se ponía a llorar, encerrarse en su casa y no salir de la cama, no bañarse, no comer, abandonarse totalmente.

Lo que le atormenta a la joven es el abandono que sintió en la niñez por parte de sus papás; está obsesionada con su adoración a la muerte y sus problemas de autoestima, cosas que la atormentan todo el tiempo.

Cabe señalar que Mónica Garza ya le ha pedido perdón por los errores del pasado y Mati lo ha comprendido, pero con la pandemia sufrió una irritabilidad y agresividad mayor, tuvo ataques de ansiedad, aseguraba que oía voces en su cabeza que le decían que iba a morir.