17 de septiembre de 2021 | 18:27
Divesidad

Mujer transgénero se suicida; la expulsaron por usar falda

Sus compañeros realizaron un homenaje para la mujer transgénero, pidiendo más tolerancia a las autoridades educativas 
Instituto Fénelon
Compartir en

Fouad se suicidó a los 17 años luego de que la expulsaran de su escuela, el instituto Fénelon ubicado en Lille, Francia, por usar falda. El hecho conmocionó a los residentes y al país entero por tratarse de una mujer transgénero discriminada en pleno siglo XXI.

A raíz del acontecimiento, sus compañeros realizaron una protesta en el patio del instituto a manera de homenaje para Fouad, solicitando a las autoridades educativas más tolerancia con los deseos de sus alumnos, involucrarse en sus procesos de transición, así como una revisión al equipo pedagógico del centro.

Director dijo a joven transgénero que usar falda era inadecuado e impactante 

Bajo la etiqueta "#JusticiaparaFouad", un grupo de estudiantes apuntó en redes sociales que van a iniciar un combate "por la tolerancia y la pedagogía sobre la discriminación a personas transgénero", dado que el suicidio de la mujer se dio apenas dos semanas después de haber sido expulsada.

"Tener el valor de afirmar su identidad de género en su centro escolar y ser expulsado es extremadamente violento"

Omar Didi, presidente la organización LGTB Le MAG Jeunes.

La chica además acaba de empezar el proceso de transición cuando el director del instituto le dijo que su vestimenta (falda vaquera y medias) "no era adecuada" y que podía resultar "impactante" para el resto de los alumnos. El hecho quedó registrado en redes sociales gracias a que Fouad hizo una denuncia pública el pasado 2 de diciembre. 

“El problema viene de la generación anterior a la nuestra. Tenemos que enseñarles a respetar a las personas transgénero", dijo una amiga de la mujer que además informó que esta ya había tratado de quitarse la vida antes. De hecho, un día después de la expulsión, sus compañeros acudieron vestidos con falda para apoyarla.

Sin embargo, el centro escolar, que estaba al tanto de su cambio de sexo, niega su responsabilidad en la muerte y alega que la joven, que residía en una vivienda de acogida, tenía "otras dificultades" personales. Además, aseguran que Fouad sí estaba recibiendo apoyo psicológico en la escuela. Por su parte, la policía de Lille ha iniciado una investigación al respecto.