Diversidad

Hombre gay acusa a Coppel de despedirlo por usar maquillaje

Un hombre afirma que Coppel lo despidió por usar maquillajeFacebook

Lo habrían acusado de "dar mala imagen a la empresa" por usar maquillaje. 

De la misma manera en que una mujer no debe estar obligada a maquillarse para conseguir o mantener un trabajo que no requiera de ello para llevarse a cabo con éxito, ningún hombre debería tener prohibido utilizar esta clase de arreglo personal en su empleo, y mucho menos, ser despedido por ello. 

Sin embargo, en la actualidad, aún nos enteramos de casos de discriminación por este motivo, a pesar de que las leyes han avanzado en favor de que los espacios de trabajo que sean respetuosos con todas las expresiones e identidades sexuales y de género. 

Esa fue la situación a la que se enfrentó Erik Rentería Arreola, un usuario de Facebook que utilizó las redes sociales para dar a conocer que habría sufrido discriminación laboral en Coppel, empresa donde trabajaba en el puesto de "anfitrión" y del que, luego de dos años de buen desempeño, fue separado por utilizar maquillaje facial. 

Según relató Rentería, hace más de un año habría tenido el primer enfrentamiento con una de sus superiores cuando esta, tras verlo maquillado, lo habría insultado y humillado argumentando que "daba mala imagen a la empresa" y que era decisión corporativa que él no utilizara maquillaje. 

"No supe que responder, sentí que el mundo se vino abajo;(...) me fui a llorar al baño ya que en ningún lado me habían discriminado de esa manera.Erik Rentería Arreola

Un empleado ejemplar

Tras el primer trago amargo, Erik continuó trabajando en Coppel sin decir nada sobre lo sucedido para no perder su empleo y gracias a su buen desempeño, incluso fue reconocido como miembro ejemplar de la empresa. No obstante, el acoso se habría reanudado un poco después proveniente de los gerentes de la tienda en la que él trabajó. 

Nuevamente, un superior le habría exigido que dejara de acudir maquillado al trabajo, pero él se rehusó y continuó haciéndolo, hasta que la situación escaló hasta que Erik fue despedido porque "ya habían hablado de él sobre su maquillaje". 

La situación afectó al trabajador a tal grado, que comenzó a culparse por ser gay y por expresarse sin tapujos. 

¿Por qué tengo que ser como soy?, Yo no pedí nacer así’ ‘Tal vez si no fuera gay no me maquillaría y no estaría pasando por esta situación tan humillante
Discriminación en CoppelFacebook