Piden a EPN declarar persona "non grata" a Papa Francisco

Clemente García.
Clemente García.japii.mx

"Esta intromisión del Papa Francisco en la vida política de México, vulnera el Estado laico", afirman.

En su artículo titulado "A 150 años de la creación del Estado laico en México", la historiadora mexicana Patricia Galeana, nos narra la historia de México para lograr constituirse como un Estado nacional, republicano y laico.

Lo anterior fue posible con la promulgación de las llamadas Leyes de Reforma promulgadas por el entonces presidente Benito Juárez, que llevaron a las autoridades eclesiásticas a excomulgar ipsofacto a todo aquél que jurara la Constitución.

A partir de entonces los mexicanos vivimos bajo los principios constitucionales de universalidad, interdependencia, Indivisibilidad, progresividad, pro persona y de Interpretación Conforme. Esto quiere decir que el Estado mexicano reconoce todos derechos para todas y todos a partir de la igualdad y la no discriminación.

En México 10 entidades federativas han legislado a favor del matrimonio igualitario, permitiendo así que personas del mismo sexo puedan obtener un acta de matrimonio civil y conformar una familia.

En 2010, cuando la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) aprobó las reformas al código civil que convirtió a la Ciudad de México en la primera entidad federativa en permitir el matrimonio y adopción a parejas del mismo sexo, se presentó una acción de inconstitucionalidad en contra de dicha reforma.

A este litigio constitucional la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) resolvió que:

“En cuanto al segundo aspecto, lo que se consagra constitucionalmente  es la protección de la familia (su organización y desarrollo), dejando al legislador ordinario garantizarlo de manera tal que, precisamente, conlleve su promoción y protección por el Estado, sin que tal protección constitucional, empero, se refiera o limite a un tipo de familia….

…dentro de un Estado democrático de derecho, en el que el respeto a la pluralidad es parte de su esencia, lo que debe entenderse protegido constitucionalmente es la familia como realidad social y, por ende, tal protección debe cubrir todas sus formas y manifestaciones en cuanto realidad existente...

…la dinámica social nos demuestra que existe una gran diversidad de formas como puede integrarse una familia (nuclear, monoparental, extensa e, incluso, homoparental), así como que no siempre derivan del matrimonio; familias, todas, que innegablemente tienen la misma protección constitucional…”

El pasado 30 de agosto el denominado Frente Nacional por la Familia (FNF) entregó el Papa Francisco un documento con la postura de esta organización respecto al paquete de iniciativas presentadas por el Presidente de la república, Enrique Peña Nieto, en favor del matrimonio igualitario.

De igual forma la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados recibió una iniciativa en contra del matrimonio de parejas del mismo sexo, con el objetivo de reformar el artículo 4 constitucional con el objeto de que el matrimonio sólo sea reconocido como la unión entre un hombre y una mujer, dicha iniciativa fue respaldada por  diputados del Partido Encuentro Social (PES).

Este domingo, Jorge Mario Bergoglio, Jefe del Estado Vaticano, expresó su apoyo a quienes se organizan en contra de los matrimonios igualitarios.

Lo anterior, según el director de la asociación Agenda LGBTI, Clemente García, "representa el inicio de una clara intromisión del líder de la iglesia católica en la vida política de México" Por ello es imprescindible recordar que el Artículo 33 constitucional, establece que:

“El Ejecutivo de la Unión, previa audiencia, podrá expulsar del territorio nacional a personas extranjeras con fundamento en la ley, la cual regulará el procedimiento administrativo, así como el lugar y tiempo que dure la detención. 

Los extranjeros no podrán de ninguna manera inmiscuirse en los asuntos políticos del país.”

Esta intromisión del Papa Francisco en la vida política de México, vulnera el Estado laico y el ejercicio de los Derechos Humanos de todas y todos los mexicanos.

Lo dicho por el Papa Francisco, advierte Díaz, "vulnera la soberanía nacional y por ello el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto debe declararlo persona non grata  e impedir que pise el suelo mexicano".

Con información de Japii.

0
comentarios
Ver comentarios