Deportes

Texans se quedan en el vestidor durante entonación del himno de EU como protesta contra el racismo

TexansAP Images

Los Texans decidieron no salir, mientras que los Chiefs sí lo hicieron. Después se unieron durante un minuto de silencio. 

Comenzó la nueva temporada de la NFL y, bajo el contexto social y político que se vive en Estados Unidos y el mundo, no podía hacerlo sin alguna manifestación por parte de los jugadores a favor de la igualdad racial. 

El partido inaugural es el que enfrenta a los vigentes campeones, Kansas City Chiefs y los Houston Texans. Previamente, se había rumorado que los jugadores de ambos equipos se habían puesto de acuerdo para no salir de los vestidores durante la entonación del himno nacional de Estados Unidos, algo que al final sólo un equipo hizo. 

Fueron los Texans los que decidieron no salir durante la entonación del 'Estandarte Estrellado', mientras que los jugadores de Kansas, liderados por Patrick Mahomes sí estuvieron en el campo de juego.

chloe x halle sing the national anthem for the Texans vs. Chiefs NFL Kickoff❤️‼️pic.twitter.com/PCbg63fQw0

— 𝙖𝙡𝙚𝙭𝙞𝙨 | 𝐟𝐫𝐞𝐞 𝟖𝟎/𝟐𝟎| ˣ⁴ ✨ (@ungodlyalexis) September 11, 2020

Guardan un minuto de silencio juntos

Pese a que la intención de que ninguno de los dos equipos saliera durante la entonación del himno, la unidad del gremio en la NFL se mostró minutos después, cuando los jugadores y entrenadores de ambos equipos se unieron para guardar un minuto de silencio por la justicia racial. 

Unified for change.#ItTakesAllOfUs pic.twitter.com/vwwzbUtjJv

— Houston Texans (@HoustonTexans) September 11, 2020

Cabe mencionar que el mundo del deporte estadounidense, sobre todo la NBA, se ha volcado en apoyo a la justicia social en Estados Unidos a raíz de los asesinatos de George Floyd y Breonna Taylor a manos de policías, mientras que Jacob Blake se recupera milagrosamente tras ser baleado por otro uniformado. 

Faltará esperar a los demás partidos, a los demás equipos, para ver cómo deciden manifestarse al respecto, algo que sin duda haría enfurecer al presidente Donald Trump, quien se ha mostrado completamente en contra de "faltarle el respeto" al himno estadounidense.